Sexo

En curiosidades sexuales, ellos son de Marte y ellas, de Venus

A la hora de consultar dudas sobre las relaciones, a hombres y mujeres les preocupan diferentes cuestiones

Actualizado:

Hace unos meses, la RAE informaba de que la palabra «sexo» era la segunda más buscada en 2017 con un total de más de 590.000 búsquedas. Ya sea por curiosidad o por necesidad, lo cierto es que los usuarios recurren a Google para dar respuesta a muchas de sus preguntas, incluidas las que tienen que ver con el sexo.

«A pesar de que de cara a la galería digamos que hablamos de sexo y sexualidad abiertamente y sin tapujos, lo cierto es que las personas no solemos compartir (ni siquiera con nuestros círculos de más confianza) las dudas relacionadas con el sexo», indica Alberto Gooding, de LELO, marca de juguetes eróticos. «En el pasado, cuando alguien quería resolver sus dudas, debía enfrentarse al “temor” de tratar el tema con un profesional; sin embargo, según nuestros últimos informes, en la actualidad 7 de cada 10 españoles recurre a internet para encontrar respuestas», añade.

Marte frente a Venus

Como en todo, las diferencias entre hombres y mujeres también se hacen palpables si nos atenemos a las búsquedas que realizan en internet sobre cuestiones sexuales. Sin embargo, a pesar de que las búsquedas de hombres y mujeres en internet suelen girar en torno a temas como los órganos sexuales y las relaciones sexuales (frecuencia y duración), las preguntas que plantean van en dirección diametralmente opuesta.

Por una parte, uno de los conceptos más buscados en internet está relacionado con el pene y la vagina, tal y como refleja el hecho de que el pene es el órgano más buscado por delante del corazón, pulmones o hígado. A pesar de que a priori esto pueda parecer que nos preocupamos por conocer más detalles acerca de los órganos sexuales de hombres y mujeres, aunque la realidad desmienta esta teoría.

En el caso de los hombres, la gran mayoría de las búsquedas en internet relacionadas con el pene giran en torno a encontrar métodos para aumentar su tamaño, pero también sobre si el consumo de determinadas sustancias puede desembocar en que el pene mengüe. En el polo opuesto se encuentran las mujeres, quienes no prestan tanta atención al tamaño, a no ser que este afecte a su salud.

Según datos de Google, un 40% de las búsquedas de las mujeres están relacionadas con las palabras «penes demasiado grandes», así como «irritación», «sangrado» o «dolor durante el sexo». A pesar de que las búsquedas sobre el pene son mayoritarias, el clítoris es también uno de los conceptos más «googleados», ya que alrededor del 30% de las consultas de mujeres realizan búsquedas sobre el cuidado e higiene de su órgano sexual.

Por otra parte, en lo relativo a las relaciones sexuales, las dudas más frecuentes giran en torno a la frecuencia y la duración de las mismas. Encontrar la fórmula para hacer que las relaciones sean más duraderas es la segunda búsqueda más frecuente entre el género masculino. Por el contrario, las mujeres tienden a realizar búsquedas centradas en cómo hacer que el hombre eyacule antes y, por tanto, que la duración de las relaciones sexuales sea menor ya que la eyaculación retardada suele convertir al sexo en un calvario.

En cuanto a la frecuencia de las relaciones sexuales, una vez más vuelve a haber discrepancia entre los sexos. A pesar del típico cliché de que los hombres piensan en sexo continuamente, Google parece dispuesto a desmentirlo con datos, y es que el número de quejas acerca de los hombres que no quieren practicar sexo es superior al de las mujeres.