Familia

«Senticuentos», historias para que los niños entiendan desde que sus padres se separan hasta el cáncer del abuelo

Una iniciativa intenta explicar a los niños de 3 a 10 años cómo entender y enfrentarse a situaciones difíciles

Actualizado:

El divorcio de unos padres, la muerte del abuelo, el cáncer de un tío, enterarse de que cuando uno era pequeño fue adoptado... Enfrentarse a situaciones inesperadas o difíciles y poder asumilas lleva un tiempo y dependerá de las características de cada adulto. Sin embargo, en los niños las circunstancias se complican porque aún no manejan bien el lenguaje para entender un determinado hecho.

Mercedes Bermejo, directora de Psicólogos Pozuelo y presidenta del Instituto Madrileño Sistémico infanto-juvenil y otros Sistemas Humanos (IMSIS), explica que ante casos así «hay que tener en cuenta que los niños no son adultos en miniatura, tienen características específicas y hay que saber adaptarse a su etapa vital evolutiva para que sepan entender una situación difícil de la mejor manera posible».

Esta experta asegura que tras 15 años tratando a menores y utilizando cuentos en las terapias para trabajar las emociones, ha percibido que hay determinados cuentos que a los niños les causan un miedo terrible, como, por ejemplo, cuando han sido víctimas de abusos sexuales. «Fue así como decidimos ponernos manos a la obra y crear cuentos específicos para cada una de las temáticas que más afectan a los niños y que es complicado que entiendan».

Durante seis meses, Mercedes Bermejo realizó un estudio en convenio con la Universidad Autónoma de Madrid, la UNED y la Universidad Francisco de Vitoria para repasar la literatura infantil. Al tiempo realizaron encuestas a doscientas familias, padres, niños y profesores para ver qué aspectos eran importantes tener en cuenta, ya que coincidían en que la literatura infantil no estaba adaptada en algunos casos a las diferentes realidades de los niños.

Tras el análisis de toda la información, se ha creado Senticuentos, un proyecto innovador para ayudar a los niños y niñas de 3 a 10 años a comprender ciertas situaciones difíciles que puedan tener en su vida, además de ayudar a los padres y educadores a tener las herramientas para manejar y afrontar dichas situaciones con los pequeños.

Esta ha iniciativa ha dado lugar a cuentos para entender la adopción, prevenir el acoso entre iguales y promover la inteligencia emocional, prevenir el abuso sexual, entender la presencia de un familiar con cáncer, su hospitalización, la separación de los padres, la violencia de género, la pérdida de un ser querido...

Todos estos cuentos tienen cuatro características especiales:

—Están relizados por profesionales especializados. Los protagonistas son muy cercanos, al igual que las ilustraciones «para ponerse al nivel de niño lector y que pueda identificarse con las distintas historias. «Al final de cada página incluimos varias preguntas para que el pequeño pueda planteárselas y darse cuenta de las diferentes situaciones y entenderlas —explica Mercedes Bermejo—. Por ello, es importante que lo lea acompañado de un adulto que pueda guiarle en su entendimiento».

—Tienen pegatinas con emoticonos que muestran diferentes emociones, de manera que el niño, según avance en la lectura, pueda ir pegándolos entendiendo si está triste, enfadado, contento con las diferentes partes de la narración.

—Al final del cuento hay cuatro páginas en las que se le ofrece que haga dibujos con el objetivo de facilitar que exprese sus emociones con cada trazo.

—También incluye unas recomendaciones para que los adultos sepan manejar la situación abordada en cada libro y cómo afrontarla cuando conversen con los menores.