La Gran Duquesa María y el Gran Duque Jorge de Rusia
La Gran Duquesa María y el Gran Duque Jorge de Rusia - Gtres

Un «Juego de Tronos» inspirado en los Romanov

La televisión rusa ha anunciado que producirá una serie sobre la Familia Imperial con altas dosis de «intriga, sangre y sexo»

MadridActualizado:

Los Romanov desembarcarán en televisión, pero no precisamente en un «reality show» al estilo Kardashian. La agencia estatal rusa Itar-Tass ha anunciado que el productor Alexey Petrukhin ya ha puesto en marcha el rodaje de una serie sobre la Familia Imperial fuertemente inspirada en «Juego de Tronos». La nueva ficción se llamará «Epokha Raztsveta», que se podría traducir como «La edad floreciente», e intentará imitar las claves del éxito de la serie de HBO: fantasía, drama y aventuras basadas en la historia de una dinastía que reinó durante más de 300 años.

«Hemos estudiado el modelo de negocio de ''Juego de tronos'' y hemos hablado mucho con los creadores de la serie. Al igual que ellos, nosotros también tendremos varios directores, que seguirán las vidas de los miembros de la familia Romanov», explicó Petrukhin a Itar-Tass. Según el productor, «Epokha Raztsveta» abordará los tres siglos de reinado de los zares a través de temporadas de 12 capítulos. Se estrenará en 2018 y Petrukhin promete que cada episodio emulará la esencia de «Juego de tronos» con guiones repletos de intrigas, batallas y erotismo.

Los actuales miembros de la Familia Imperial rusa aún no han expresado su opinión sobre este proyecto de la televisión de su país. La Gran Duquesa María Vladímirovna Romanova, jefa de la Casa Imperial rusa, vive en Madrid mientras que su único hijo, el Gran Duque Jorge Mijáilovich Romanov, trabaja en Bélgica, donde dirige una firma de lobby que lleva su ilustre apellido: Romanoff & Partners. El Heredero estudió en España y antes de fundar su empresa representó a nuestro país en el Parlamento Europeo trabajando para las eurodiputadas Ana de Palacio, Pilar Ayuso y Loyola de Palacio.

Regreso al reino

En 1992, cuando falleció el abuelo del Gran Duque Jorge, Vladimiro Kirílovich de Rusia, Moscú reabrió las puertas a los Romanov tras décadas de exilio. Desde entonces, la Familia Imperial viaja con frecuencia a la ex URSS invitada oficialmente por el Gobierno de Vladímir Putin y la Iglesia Ortodoxa. El pasado verano, Vladímir Petrov, legislador de Putin en la región de Leningrado, dio un paso más enviándoles una carta en la que les invitaba a regresar definitivamente al país y les ofrecía un estatus especial y un palacio como residencia oficial. Ellos reclaman un reconocimiento oficial de la situación de la Casa Imperial.

Durante el régimen soviético, las autoridades del Kremlin calificaron a los Romanov como «decadentes, burgueses y corruptos». Ahora, Rusia está redescubriendo a sus antiguos monarcas, responsables de la unificación del país desde 1613, año en el que Miguel Romanov, hijo del patriarca Filareto, accedió al trono. «Si un día el pueblo ruso decidiera restaurar la monarquía, siempre tendrá un legítimo heredero en la Casa Imperial y en mi madre. Toda persona quiere volver a su patria», declaró el Gran Duque Jorge a ABC en noviembre de 2015. El final de este «juego de tronos» aún está por escribir.