Detalle del nuevo iPad Pro
Detalle del nuevo iPad Pro - APPLE

AppleAsí son los nuevos iPad Pro y los MacBook Air sin marcos

Además del cambio más radical de su tableta, la multinacional cierra el círculo con el salto a la pantalla Retina del MacBook Air en un modelo más ligero y fino con sensor de huellas integrado

J.M.SÁNCHEZ
MADRIDActualizado:

Productividad, renovación y cerrar el círculo de lo construido con anterioridad. Aunque el iPhone es su producto estrella, y el que mueve gran parte de sus facturas, el ecosistema hardware de Apple es amplio. El iPad Pro, su tableta más avanzada, se ha convertido un motor del cambio de este formato que en los últimos años se ha estancado en ventas a nivel global. Pero este modelo ha logrado hacerse un hueco en el mercado. Por prestaciones y características, el iPad Pro es un desafío para el gigante de la tecnología, que quiere trasladar toda la experiencia que anteriormente se desempeñaba en los ordenadores Mac hacia el mundo táctil. Un reto muy grande por lo que conlleva; adaptación de aplicaciones y servicios, darle más potencia a la máquina y sumar compatibilidades.

En una presentación en Nueva York definida por la creatividad, la firma de la manzana ha presentado sus nuevos iPad Pro, que el propio Tim Cook, consejero delegado de Apple, calificó de «mejor producto». Es su cambio más drástico desempeñado en los últimos años. No solo en su cara exterior, porque el dispositivo ha establecido un marco más sobrio, abandonando la ligera curvatura de sus predecesores. También en sus prestaciones. Porque la tecnología de reconocimiento facial FaceID, que permite desbloquear la pantalla con el rostro, debutará en el iPad, ejecutándose además tanto en formato vertical como en horizontal. Esta decisión ha permitido renunciar al característico botón Inicio

Gráficos emulando a las consolas

El dispositivo cuenta con dos versiones diferenciadas por tamaño, de 11 y 12,9 pulgadas. En esa estrategia por mejorar su rendimiento, los nuevos iPad Pro apuestan a caballo ganador con los microchips A12X Bionic, que promete reproducir los gráficos de los videojuegos como una consola de sobremesa al estilo de la PlayStation 4. De hecho, se realizó una demostración corriendo con el videojuego «NBA2K19». Ese orden hacia la creatividad se completa con el avance de que Photoshop, la clásica suite de retoque digital, llegará en una versión extendida a este formato y contará con nuevas herramientas para desarrollar proyectos con realidad aumentada.

Por primera vez, incorpora un puerto USB-C que, además puede emplearse para cargar el iPhone. La batería promete hasta diez horas a pleno rendimiento e incorpora, entre otras cosas, tecnología eSIM; la tarjeta SIM virtual que poco a poco se va extendiendo en el mercado. Otro de los cambios viene del Apple Pencil, el lápiz óptico de la compañía que en esta nueva hornada ha ganado algunas prestaciones como la posibilidad de cargarse de manera inalámbrica gracias a un sistema magnético que sirve además para evitar estraviarse. Una solución creativa y cómoda. Su precio empezará en los 799 dólares.

Detalle del nuevo MacBook Air
Detalle del nuevo MacBook Air - APPLE

MacBook Air: fino, con TouchID y sin marcos

Pero este formato que parece formar parte del futuro de la marca a largo plazo no ha empañado sus intenciones de ampliar su familia de portátiles. Ahí surge el MacBook Air que cumple con una de las demandas más fuertes de sus aficionados, dar el salto a la pantalla de tecnología Retina, que es capaz de ofrecer más de 4 millones de píxeles de resolución, hasta un 48% más de escala cromática. El ordenador más ligero de la compañía, que hace una década transformó la industria del portátil, ha ganado ligereza y características.

Con un diseño más refinado, el nuevo modelo, de 13.3 pulgadas, incorpora dentro del teclado TouchID, sistema de reconocimiento biométrico que permitirá a los usuarios desbloquearlo y autorizar pagos mediante su huella dactilar. Con un panel táctil, el equipo viene con dos versátiles puertos Thunderbolt, que permite cargar periféricos, la batería y conectarse a un monitor de 5K de resolución, así como dos puertos USB-C y clavija para auriculares de 3.5 milímetros, el tradicional «minijack».

Su estética, sin embargo, se ha puesto al día. Porque siguiendo la estela iniciada por el iPhone X el pasado año, los nuevos MacBook Air también han reducido en la medida de lo posible los marcos, ganando hasta un 17% de pantalla. Técnicamente ha mejorado su potencia con la incorporación de los microprocesadores Intel i5 de octava generación hasta 16 GB de memoria y con un almacenamiento de 1,5 terabyte. Cuenta con un procesador dedicado que permite pronunciar «Oye, Siri», que permite pedirle instrucciones al software solo con su voz para cosas como encontrar archivos o abrir una aplicación. La batería, de cuyas cifras de densidad no han trascendido, promete hasta 12 horas de uso ininterrumpido. Los altavoces han ganado hasta un 25% de potencia. Está disponible en tres acabados (dorado, gris y plateado) a partir del 7 de noviembre desde 1.349 euros.

Y el pequeño de la familia, el Mac mini

Además del portátil, Apple ha anunciado también un nuevo Mac mini, su ordenador más compacto y básico, que empezará en 8 GB, con chips Intel i3 jalonados por hasta 8 GB de memoria RAM, pero ofrece varias configuraciones que pueden subir hasta 64 GB de memoria. El pequeño de la familia, de esta manera, empieza con procesadores de 4 núcleos hasta la posibilidad de subir a 6 núcleos, lo que según la marca americana lo logra que sea hasta cinco veces más rápido. Guarismos moderados para un equipo flexible y cómodo. Cuenta con 4 puertos Thunderbolt, 2 USB, HDMI y Ethernet para conectarlo a internet. Con capacidades de hasta 2 TB, las memoria de estado sólido de los nuevos Mac mini prometen ser hasta cuatro veces más rápidos que sus predecesores.