Momento de la presentación de Actuable el pasado lunes en Madrid

«Actuable», la plataforma digital para cambiar el mundo

Se trata de la primera comunidad de activismo en la Red en castellano

madrid Actualizado:

Cambiar el mundo a través del activismo digital es el objetivo con el que nace «Actuable», la primera plataforma 2.0 en castellano que agrupa a personas y organizaciones con fines muy diferentes, pero a las que les une su propósito de luchar por la extensión de los derechos civiles, la transparencia política y la erradicación del hambre. Según explica a ABC.es su impulsor, Francisco Polo, el proyecto inició su andadura en enero pasado y desde entonces «hemos contactado con varias organizaciones para conocer qué plataforma sería la ideal» para promover sus acciones y que éstas tuvieran impacto en la sociedad.

Aunque esta iniciativa acaba de echar a andar, lo cierto es que el número de organizaciones que se han adherido supera ya las veinte, entre las que figura Ayuda en Acción y Ecologistas en Acción o iniciativas llevadas a cabo en Facebook como el grupo Salvar el Palmar, que cuenta actualmente con más de 10.000 seguidores en esta red social.

Preguntado por qué ahora era el momento de lanzar «Actuable», Polo apunta que se ha dado cuenta en los últimos tiempos de algunos factores que no están contribuyendo al cambio social través de internet: «Primero, hay organizaciones que son conscientes del potencial de la Red, pero que no tienen recursos; segundo, hay otras a las que les falta conocimiento y, finalmente, hay un tercer grupo de organizaciones, cuyas comunidades creadas en torno a ellas no tienen la capacidad para impactar en la sociedad». Todas ellas, ahora, tienen un espacio donde no sólo pueden gestionar las peticiones a gobiernos y empresas, sino recibir asesoramiento sobre cómo hacerlo de la manera más eficaz posible.

Casos de éxito

Y, además, un elemento más. En ella tienen cabida todo tipo de activistas. No importa su perfil. «Actuable» aglutinará a organizaciones muy diferentes, pero que en un momento dado, y cuando surja una causa por la que luchar, van a remar en la misma dirección desde un foro común.

La puesta en marcha de esta iniciativa no responde, como asegura Polo, a una convicción, sino a «la apreciación de la realidad». Y la referencia en este sentido está en Estados Unidos, donde están proliferando este tipo de plataformas con resultados muy exitosos. Es el caso, por ejemplo, de «Change.org», que consiguió que el gobernador de Ohio conmutara la pena de muerte a un preso porque no había pruebas. Y de «Care2», que logró que Obama anulara una ley que prohibía a los infectados de SIDA entrar en Estados Unidos.