Las 10 ciudades con más «mano dura» con el conductor

Los ayuntamientos multan cinco veces más que la Dirección General Tráfico (DGT) y son los consistorios de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca los que ejercen una mayor presión sancionadora. Le siguen: Granada, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Málaga y Valladolid

MADRIDActualizado:

Los ayuntamientos multan cinco veces más que la Dirección General Tráfico (DGT) y son los consistorios de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca los que ejercen una mayor presión sancionadora. Le siguen: Granada, Bilbao, San Sebastián, Sevilla, Valencia, Málaga y Valladolid, frente a algunas de menor presión, como Jaén.

Es una de las conclusiones de un estudio publicado ayer lunes de Línea Directa, que ha analizando las multas de sus 1,8 millones de asegurados. En concreto se ha fijado en 675.000 multas de todas las administraciones y ha focalizado el análisis en 377.720 impuestas en las capitales de provincia.

12345678910
  1. Madrid

    EFE

    El tópico no es nuevo. Frases como «los Ayuntamientos sólo piensan en recaudar», «van a cazar al conductor» o «utilizan las multas para cuadrar sus cuentas» las hemos oído muchas veces. Pero, ¿hay algo de cierto en ellas? ¿Funcionan las multas de tráfico como la «caja registradora» de los Ayuntamientos, o es sólo una leyenda negra inventada por los conductores cuando somos sancionados?

    A priori, la respuesta puede parecer sencilla, ya que, según las cifras, los Ayuntamientos españoles multan hasta cinco veces más que la DGT.

    Sin embargo, conviene no precipitarse en las conclusiones, porque hay matices importantes. Pese a la creencia general, el 70% de las multas de tráfico impuestas por los Ayuntamientos españoles están directamente relacionadas con la Seguridad Vial y tan sólo el 30%, con la movilidad o el aparcamiento, lo que destierra el mito de que las multas se imponen fundamentalmente por razones recaudatorias.

    Pero al margen del debate, la pregunta es si realmente cambian las multas nuestra forma de conducir. A tenor de los datos, la respuesta es no. De hecho, casi el 60% de los conductores (56% en Madrid) admite sobrepasar los límites de velocidad de forma habitual, principalmente en vías de circunvalación y travesías urbanas. No es de extrañar, por tanto, que más de 4 millones de conductores (655.000 de ellos madrileños, la ciudad «más dura») reconozcan haber sido multados por su Ayuntamiento hasta 5 veces en los últimos 5 años.

  2. Barcelona

    EFE

    No es casual que haya más diferencia entre las capitales de provincia y el resto de municipios, siendo los primeros hasta 6 veces más «duros» que los segundos, como el caso de Barcelona.

    ¿ Las razones? Las aglomeraciones, el número de desplazamientos y la forma de conducción, muy condicionada al ritmo de vida. Además, también concurren otros factores de gran importancia muy ligados a las características específicas de cada ciudad, como su urbanismo, su densidad de población o su carácter turístico, que, habitualmente, pueden atraer vehículos de otros lugares.

  3. Palma de Mallorca

    EFE

    De acuerdo al estudio, la presión sancionadora de Palma de Mallorca es «intensa» en comparación, es decir la mayor en «dureza» seguida de «fuerte», «media», «leve» y «muy leve».

    Pese a que la mayor parte de las multas están relacionadas con Seguridad Vial y no con movilidad y aparcamiento, lo que destierra el mito del «afán» recaudatorio, los conductores españoles siguen siendo muy críticos con los Ayuntamientos: casi el 90% (un 87% en el caso de los madrileños) atribuye carácter recaudatorio a las multas y el 60% (un 52% en Madrid) piensa que los radares de las ciudades y sus circunvalaciones persiguen obtener cuanto más dinero, mejor.

    En cualquier caso, la percepción de los conductores no cambia tras las elecciones municipales de 2015, ya que el 72% cree que los nuevos consistorios lo están haciendo igual que los anteriores, un porcentaje que baja hasta el 65% en el caso de los madrileños, y un 17% piensa que lo están haciendo incluso peor, una cifra ligeramente superior en Madrid (18%).

  4. Granada

    Granda también se ubica en la lista de las más «duras» con el conductor.

    Preguntados a ellos, el estudio señala que en cuanto a tipo de multas, las menos aceptadas son las de aparcamiento. De hecho, el 60% de los españoles cree que la única función de los trabajadores del estacionamiento regulado es sancionar, porcentaje que baja hasta el 56% en el caso de Madrid.

    El dato no es anecdótico: 5 millones de conductores han presenciado incidentes con este colectivo y unos 780.000 reconocen haberlos protagonizado.

  5. Bilbao

    Jaime García

    Capitales vascas como Bilbao y San Sebastián figuran entre las diez ciudades con más presión sancionadora.

    Sin embargo, es a partir de Bilbao cuando la carga cambia de «intensa» a «fuerte».

    El estudio arroja datos interesantes a tener en cuenta respecto al perfil del conductor multado.

    Las multas suelen imponerse más a los hombres con experiencia, de entre 35 y 44 años y reincidentes. En lado opuesto, se sitúan las mujeres conductoras, que además de ser menos multadas que los hombres, son también mucho menos reincidentes. Por último, sorprende el buen resultado de los jóvenes de entre 18 y 24 años, mucho menos sancionados que los conductores de edad más madura.

  6. San Sebastián

    FRANCIS SILVA

    La otra capital vasca «dura» con los conductores.

    Otra de las preguntas que se les formuló a los conductores aludía a los recursos a las multas. El 73% piensa que no hay posibilidades reales de ganarlos. Pero no todo son críticas, también hay propuestas: el 85% de los conductores a nivel nacional, en línea con el porcentaje de Madrid, desearía que los recursos a las multas fuesen revisados por una instancia independiente a la propia Administración, ya que garantizaría la imparcialidad y la objetividad del fallo.

  7. Sevilla

    Felipe Guzmán

    Andalucía vuelve a aparecer entre las castigadoras. En este caso, se trata de Sevilla, aunque menos que Granada, que ocupa el tercer puesto.

    Una de las conclusiones llamativas de la encuesta es la falta de conocimiento de los españoles sobre el destino de las multas: 22,3 millones de conductores (2,8 millones de ellos madrileños) aseguran desconocer en qué se emplea el dinero de las sanciones de tráfico de sus Ayuntamientos.

  8. Valencia

    ROBER SOLSONA

    Según el estudio, los conductores siguen siendo muy críticos con los Ayuntamientos y en el caso de la Comunitat Valenciana, un 78% les atribuye carácter recaudatorio y el 55% piensa que los radares de las ciudades y sus circunvalaciones persiguen obtener cuanto más dinero, mejor.

    Las multas menos aceptadas son las de aparcamiento y el 47% de los valencianos cree que la única función de los trabajadores del estacionamiento regulado es sancionar.

  9. Málaga

    FRANCIS SILVA

    Andalucía, otra vez presente. En este caso Málaga que es la menos «castigadora» de la Comunidad.

    El director general de la Fundación Línea Directa que ha realizado el estudio, Francisco Valencia, ha precisado que el trabajo ha tenido que realizarse a través de los datos de sus clientes porque la mayoría de ayuntamientos no publican estos datos, a excepción de «honrosas excepciones» como Madrid o Valencia.

  10. Valladolid

    ROBER SOLSONA

    Otra pregunta que se les ha planteado a los conductores es sobre los parquímetros. El 91 por ciento tiene una opinión «mala o regular» de su uso porque creen que su fin es principalmente recaudatorio.

    Visión negativa que trasladan a los trabajadores del aparcamiento regulado, cuyo objetivo, según un 56 por ciento de los encuestados, «es poner tanta multas como puedan».

    Extrapolando los datos, el estudio subraya que cinco millones de conductores han presenciado agresiones o insultos a esos empleados, y 780.000 reconocen haberlo hecho.