Una mujer se manifiesta en Londres a favor del niño Charlie Gard
Una mujer se manifiesta en Londres a favor del niño Charlie Gard - AFP
Estados Unidos

Dos centros médicos de Estados Unidos ofrecen atender al pequeño Charlie Gard

El New York Presbyterian Hospital y el Centro Médico Irving, de la Universidad de Columbia, quieren ayudar al pequeño

ABC
Actualizado:

Hay esperanza para el pequeño Charlie Gard. El New York Presbyterian Hospital y el Centro Médico Irving, de la Universidad de Columbia, se han ofrecido este jueves a ayudar al bebé británico desahuciado, que no puede cumplir por sí mismo sus funciones vitales y que presenta daños cerebrales «irreversibles».

De hecho, la justicia ha autorizado poner fin a su vida de manera digna y ha impedido su traslado al extranjero. Sin embargo, los dos centros hospitalarios estadounidenses le ofrecen una vía de escape.

«El New York Presbyterian Hospital y el Centro Médico Irving, de la Universidad de Columbia, han acordado admitir y evaluar a Charlie, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para transferirlo con seguridad a nuestras instalaciones, se eliminen los obstáculos legales y contemos con la aprobación de emergencia de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) para un tratamiento experimental», explica un comunicado conjunto que recoge el medio «Univisión».

Según dicha información, si el traslado es aprobado por la FDA, ambas entidades «coordinarían el envío del medicamento experimental al Great Ormond Street Hospital» en Reino Unido y trabajarán con el personal médico en la administración del fármaco. El deseo de sus padres en un primer momento era el de poder trasladarse al país americano para proporcionarle un tratamiento experimental, lo que fue denegado por los jueces.

La historia de Charlie Gard ha dado la vuelta al mundo y numerosas personalidades, como Donald Trump o el Papa Francisco, se han volcado con su causa, que ha generado también manifestaciones en ciudades como Londres. «Si podemos ayudar al pequeño Charlie Gard como el Papa, estaremos encantados de hacerlo», escribió Donald Trump el lunes en su Twitter.