ES NOTICIA EN ABC

Tensión en «Supervivientes»: los finalistas apuran sus últimas estrategias

Logan, Sergio, Sofía y Raquel afrontan sus últimos días en la isla

Estafa en la final de «Supervivientes»

Sofía Suescun es la ganadora de «Supervivientes 2018»

Sofía y Logan
Sofía y Logan
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Sandra Barneda se puso este lunes al frente de una de las últimas noches de esta edición de Supervivientes. En el programa de este lunes pudimos ver cómo los finalistas abandonaron Honduras para poner rumbo a España tras tres meses sobreviviendo en la isla.

Los dos últimpos concursantes expulsados del programa fueron Hugo y el Maestro Joao, que al marcharse dejaron solos a los cuatro finalistas en Honduras. Los aspirantes que están ahora luchando por la medalla de oro y por los 200.000 euros que conlleva son Logan, Sofía, Raquel y Sergio. A la vista de los excelentes datos de audiencia del reality, Telecinco ha decidido prolongar todo lo posible esta gallina de los huevos de oro y ha programado para el jueves, día después de la final, una gala extra.

La inminente llegada de la final no ha contribuido a rebajar la tensión en la isla, sino todo lo contrario. A estas alturas, la comida sigue siendo el principal objeto de disputa entre los supervivientes. Los enfrentamientos han sido constantes estos días, y los finalistas han decidido separarse en dos parejas. Por un lado Logan y Hugo, amigos del alma desde el comienzo del reality, se dan apoyo incondicional mientras que Raquel y Sofía se montaron la vida por su cuenta.

La noche empezó fuerte en el plató de Telecinco con la visita de Maite Galdeano, la madre de Sofía Suescun, que llegaba con la boca caliente. La pusieron frente a Alejandro Albalá, exnovio de su hija hasta que esta empezó a tontear con Logan cuando llegó a Honduras. Ahora parece que hay un principio de reconciliación entre ambos, pero Maite no está dispuesto a ponérselo fácil.

«¿Tú crees que tal y como has puesto a Sofía en los platós puedes atreverte a venir a Pamplona a decirme lo que la quieres? Ahora no sé si quiero que estéis juntos...», le soltó Maite Galdeano. Albalá, por su parte, le reprochó «no reconocer las cosas malas que ha hecho tu hija». La madre, tan terca y cabezona como su hija, siguió acusándole de «decir en los platós lo contrario que estás diciendo ahora. ¡Que cuando llorabas parecía que te estabas riendo!». El exnovio de Sofía no se quedó callado, y le afeó a su vez haber «hecho comentarios despectivos sobre mí cuando yo siempre te he tenido mucho respeto!».

Barneda siguió echando leña al fuego pero de pronto otra contendiente entró al ruedo. Se trataba de la madre de Hugo, también expareja de Sofía, con la que Maite mantuvo una discusión mucho más tensa, discutiendo a ver quién tenía el hijo más educado, más guapo y más listo. La madre de Sofía, llevada por su ira, llegó hasta afear a la de Hugo no haberle pedido disculpas por la infidelidad de su hijo. «Pero yo pedirle perdón a usted, ¿de qué?».

Acto seguido recibieron en plató a Benita, la madre del Maestro Joao. Muy emocionada, con muchos llantos, la señora recordó la infancia de su hijo y cómo a los 13 años descubrieron sus dones para la adivinación. Los compañeros del Maestro Joao presentes en plató, muy especialmente Romina y Melisa, le hablaron a su madre maravillas sobre el vidente y lo mucho que les había apoyado en la isla.

Después el programa transcurrió recordando el paso de los finalistas por la isla, desde sus primeros pasos hasta esta última época. Los tertulianos de Supervivientes comentaron los vídeos e hicieron sus quinielas sobre el ganador del programa. Los votos estuvieron repartidos entre Logan y Mosquera principalmente, unos pocos para Sofía y casi nadie veía a Sergio con los 200.000 euros en su cuenta bancaria.