Es Noticia

«El Hormiguero» Cuánto dura la alegría de ganar un Mundial, según Marc Márquez

El piloto visita el plató de «El Hormiguero» para hablar de su título como Campeón del Mundo de MotoGP, el cuarto de su carrera

Marc Márquez
Marc Márquez - ATRESMEDIA
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Marc Márquez, un año más, visita «El Hormiguero» para hablar de su título de Campeón del Mundo de MotoGP, el cuarto de su carrera por lo que suma ya seis títulos del Mundial de Motociclismo. Marc, que se ha convertido este año en el piloto más joven de la historia es ser tetracampeón de la máxima categoría del motociclismo, ha tenido que esperar en esta ocasión a la última carrera del Mundial, la de Valencia, para conseguir uno de los campeonatos más disputados que se recuerdan del Mundial de MotoGP en los últimos años.

¿Cómo vivió ese día? «Fue difícil. Llegaba con ciertas ventajas, pero solo ciertas. Es decir, yo solo podía perder y el otro solo podía ganar», cuenta Marc. El piloto español no tenía que arriesgar, un puesto número 11 le servía para conseguir el título, «solo tenía que asegurar». «Pero yo así no sé competir. Afronté el fin de semana a muerte», recuerda entre risas en «El Hormiguero».

En apenas dos vueltas, entre la 24 y la 26, la carrera se transformó en un drama colectivo que alteró la prueba por completo. Hasta ese momento, Marc Márquez parecía tener controlado a Dovizioso. Pero a falta de esas seis vueltas, el español perdió tracción en la rueda delantera y estuvo a punto de irse al suelo. Márquez tiró de talento para evitar una caída segura que hubiese dado alas a Dovizioso y le hubiera lanzado a por la victoria necesaria. «Estaba bastante calmado, pero podía ir más. Y fue allí cuando me entró un poco de miedo, al entrar en la curva y entro pasado. Lo noté, pero dije '¡Buah! Entro igual'», cuenta.

«Marc llegó al final de la recta principal y frenó 30 metros más tarde de lo que debería de haberlo hecho. Tenía una velocidad de 153 km/h y se deslizó por más de 50 metros. La inclinación alcanzó los 64 grados. Aun así, Marc no se cayó», explicaba Pablo Motos en «El Hormiguero». Pero no os preocupéis. Márquez consiguió evitar el desastre al regresar a la pista en quinta posición, justo por detrás de Dovizioso. Poco después, el drama se instalaba en Ducati. Jorge Lorenzo, primero, y el propio Dovizioso, a continuación, se iban al suelo y dejaban el título en bandeja para Márquez.

Pero «el éxito da más felicidad que nada; sobre todo, el mes de después... Hasta el 31 de diciembre lo vamos a disfrutar». Dura poco para todo el esfuerzo y es que «la presión está a la vuelta de la esquina. Hay que volver a competir».