Es Noticia

GH VIP La tremenda jugarreta de «Gran Hermano VIP» a Carlos Lozano

El programa presenta por sorpresa a Miriam Saavedra, expareja del presentador, como concursante del «reality»... en el que también estará su otra excompañera, Mónica Hoyos

Carlos Lozano discute con Mónica Hoyos en «GH VIP» - TELECINCO/ Vídeo: ABC Multimedia
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La sexta edición de «Gran Hermano VIP» ha arrancado con grandes sorpresas. Aunque sin duda, una de las más impactantes ha sido la entrada de Miriam Saavedra como concursante de última hora al concurso de Telecinco. La modelo peruana, expareja del presentador de televisión Carlos Lozano, ha sido una de las novedades más importantes de la primera noche del formato de Mediaset.

Un movimiento que, a buen recaudo, generará mucha controversia en la casa de Guadalix de la Sierra. Especialmente porque allí convivirá junto a otra de las exparejas de Lozano, la televisiva Mónica Hoyos, que nunca ha ocultado su aversión hacia Saavedra, como tampoco lo ha hecho esta última hacia ella. El rencor mutuo existente entre ambas, del que Lozano tiene gran parte de culpa, será uno de los platos fuertes de esta entrega de «Gran Hermano VIP», programa nunca exento de polémica. Hoyos, por cierto, no sabrá hasta el domingo, que será cuando entre en la casa la modelo, de la presencia de Saavedra en el programa.

Pero más allá de ello, la entrada de Saavedra en la casa de «GH VIP» ha sido todo un jarro de agua fría para Lozano. El presentador, otrora exitoso por su trabajo en las tres primeras ediciones de «Operación Triunfo», labor que llegó a reportarle en 2001 un TP de Oro, parece no abandonar el ojo del huracán cada vez que vuelve a estar de actualidad. En esta ocasión, le sucederá lo mismo, toda vez que Telecinco ha decidido que sus dos exparejas compartan vida e intimidad en Guadalix de la Sierra, en lo que ha sido todo un golpe bajo a la privacidad del presentador.

La polémica, en directo

Lozano, que recientemente ha fichado por «El programa de Ana Rosa» para comentar «Gran Hermano VIP», y que hace solo unas semanas salió escaldado de «Sálvame», se mostró sorprendido por la improvisada decisión del programa de contar con Saavedra. «Aunque algo me olía...», espetó. Las cámaras de «GH VIP» dejaron que ambos tuvieran una conversación delante de toda España, instantes después de que Jorge Javier Vázquez anunciase la presencia de la modelo en el concurso de Telecinco. «Solo te digo que bueno, ya sabes que hay algo que me molesta mucho...», le dijo Lozano a la joven, desafiante.

Saavedra, lejos de enfrentarse a él y a sus misteriosas palabras, que desconcertaron al equipo del programa, le quitó hierro al asunto. «Mira, lo voy a zanjar». «¿El qué?», preguntó Vázquez. «Lo que Carlos quiere saber, bueno que lo diga delante de todo el mundo.... es que yo jamás he estado con otro hombre estando con él. Nunca he tenido nada con otra persona», desveló Saavedra, revelandoel motivo de preocupación de Lozano. Sin embargo, la modelo fue clara en cuanto a su situación sentimental actual. «He intentado rehacer mi vida y me he dado algún beso, pero de momento poco más».

Todo un embate a la vida íntima de Lozano, que en los instantes previos había tenido un fuerte encontronazo en directo con Mónica Hoyos, a la que atacó desde el primer instante. «Con un poco de pereza... porque como dices que te doy pereza», picó a su expareja, que entró al trapo. Pese a ello, el presentador siguió firme. «Tienes que acostumbrarte de que van a hablar bien y mal de ti. Vas un poco subidita, a la hora de hablar sin haber visto nada». A sus comentarios no dudó en contestar la propia Hoyos. «¿De verdad me has llamado subidita? ¿Tú? ¡Si tú eres el maestro! ¡Yo soy una aprendiz, y los aprendices a veces superan a los maestros! No me subestimes», le retó.

Para más inri, Vázquez y Sandra Barneda, presentadora de «El Debate» de «GH VIP» quisieron conocer las preferencias de Lozano sobre las dos mujeres. «¿A quién prefieres?», le cuestionaron. El televisivo, no obstante, optó por ser políticamente político. «A “the two”. A las dos “emes” (en alusión a sus nombres, Miriam y Mónica)».