ES NOTICIA EN ABC
OT 2017

Roi: «El éxito de Operación Triunfo reside en la naturalidad de todos»

Esta noche (22.30) se decide el quinto finalista de OT 2017 en Televisión Española

Roi, durante una de sus interpretaciones en Operación Triunfo
Roi, durante una de sus interpretaciones en Operación Triunfo - RTVE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Operación Triunfo» ha entrado en su recta final y esta noche (22.30) escoge al quinto y último finalista de su renovada edición. Con Amaia, Miriam, Alfred y Aitana ya clasificados, hoy se sabrá si será Ana Guerra o Agoney el último en sumarse a las dos últimas galas: en la primera se decidirá al representante de España en Eurovisión; dentro de dos semanas se conocerá al ganador de «OT 2017».

Agoney o Ana Guerra se quedarán a las puertas de la final y tendrán la misma sensación que tuvo hace siete días Roi Méndez (La Coruña, 1994). El gallego ha sido uno de los favoritos del público, al que conquistó gracias a su simpatía, talento y naturalidad, pero la semana pasada se marchó después de verse nominado junto con Ana Guerra, por un ajustado 51%. «Aprecio a Agoney, pero me gustaría que hoy pasara Ana Guerra. ¡Me he bajado hasta la aplicación para votar por ella!», declara a ABC en la previa la final.

La canaria fue su mayor aliada. «Junto con Cepeda, ha sido mi apoyo más grande. Me ayudaba y me aportaba muchísimo y ya que me echó ella, que llegue hasta el final», apunta entre risas. Sin embargo, no cree que la tinerfeña sea la vencedora final de «OT 2017». «Creo que ganará Amaia», confiesa.

De lo que no está seguro es del concursante que representará a España en Eurovisión, aunque otorga posibilidades a Agoney. «Dependerá de lo que pase esta semana», afirma. Sin embargo, no esconde su preferencia por un hipotético dúo formado por Amaia y Alfred. «Me encantaría, porque los dos son muy especiales», reconoce, mientras asegura que estaría dispuesto a actuar con ellos, de la manera que fuese. «¡Soy un gran bailarín!», asevera.

Para el gallego, afincado en Santiago, su paso por el concurso ha sido «la mejor experiencia» de su vida. «Estoy muy contento a todos los niveles: personal, emocional y musical», comenta, al tiempo que habla de su «nueva» vida fuera de la Academia. «Es duro salir, porque son tres meses conviviendo todo el día con la misma gente. Todavía no estoy preparado para ver el “OT Directo 24 horas” (canal que ofrece a tiempo real el día a día de los concursantes en la Academia), aunque mi novia, mi familia, mis amigos y las redes sociales, que me permiten estar en contacto con la gente y los exconcursantes, me están ayudando mucho», confiesa Roi. En Twitter, de hecho, está «hiperactivo». «¡Mi novia está que me quiere dejar!», bromea.

Roi vive su creciente fama con tranquilidad. Ha pasado de ser un desconocido a un ídolo en unos meses. «Choca mucho. Aún no somos conscientes de lo que pasa. Es surrealista, como un sueño. ¿Me despierto ya?», se pregunta. «Hay que gestionar todo esto con calma. Es la única mañera», añade el exconcursante, que se presentó «por total casualidad» al casting y comenta las claves del fenómeno generado. «Creo que el éxito está en la naturalidad de todos, nuestra, de los profesores de la Academia y de Roberto Leal, el presentador. Más natural no se puede ser. ¡Me encanta ese hombre!», asegura. «Además de buenas voces, creo que buscaron grandes personas. La convivencia ha sido muy fácil y hemos terminado haciendo un grupo de dieciséis amigos. Es de lo que más orgulloso me siento», explica.

El peor momento

Las tres veces que Roi estuvo nominado, lo fue junto a «la gente con la que más afinidad tenía»: Juan Antonio, Cepeda y Ana Guerra. «Ese momento previo a que Roberto diga los porcentajes con los que uno se queda y el otro se va es muy duro. Es un instante de muchos nervios, por ti y por tu compañero», afirma, antes de hablar acerca de la polémica valoración que hizo el jurado de Ana Guerra, de quien la productora Julia Gómez Cora dijo que «vocalmente» estaba «muy lejos de los demás». El aspirante gallego quita hierro a lo sucedido. «Es televisión. Tampoco hay que tomarse a pecho todo lo que a uno le dicen. Pero tampoco me quiero meter en eso, porque el jurado es soberano, entiende más que yo y está ahí para algo», considera.

De cara al futuro, Roi quiere «triunfar en la música», pero también ampliar su abanico. De momento, participará en la segunda temporada de «Paquita Salas», serie de Netflix creada por Javier Ambrossi y Javier Calvo, sus profesores de la Academia.