Es Noticia

First Dates Una concursante queda desenmascarada por sus fotos en Instagram

Las fotos que Nataly subió a sus fotos sociales destaparon algunas de las mentiras que le estaba contando a su pareja

Nataly no tuvo mucha suerte con su cita de First Dates - CUATRO | Vídeo: la concursante que quedó expuesta por su cuenta en Instagram
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Penúltima noche de la semana en First Dates, y en el restaurante de Carlos Sobera siguen con la misma fogosidad que la primera. Más de 600 programas acumula ya a sus espaldas el celestino más popular de la televisión. En Cuatro han encontrado la gallina de los huevos de oro con su programa de citas, que en ninguno de sus cinco días de emisión semanales baja del 7% de cuota de audiencia.

La noche empezó en clave homosexual, con Adrián y Moisés como protagonistas. La pareja superaba por poco los 20 años, y él primero vive en la capital de España mientras que Moisés es gaditano. Hartos de la soledad y del n a su tan corta edad, los jóvenes fueron al restaurante del amor buscando algo diferente. Adrián es un nostálgico de tiempos mejores, pues cree que «el amor se está extinguiendo». La velada fue agradable y los dos chicos descubrieron sus muchos parecidos: tatuajes, piercings, forma de ser...Todo indicaba que el madrileño y el gaditano iban a marcharse juntos a casa. Y así fue, e incluso antes de marcharse ya estaban besándose apasionadamente ante las cámaras en el cuello y la oreja.

Apareció un poco más tarde una pareja de empresarios con muchas inquietudes en común. Mario es madrileño de 38 años y Bianca venezolana de 32 a la que le encanta «reír y emprender cosas nuevas». En el transcurso de la conversación fueron descubriendo sus paralelismos y algunos de los proyectos que querían emprender en común. Mario confesó que su sueño empresarial era montar una casa rural en Asturias, una idea que apasionó también a la venezolana y dejó puestas las bases para una posible segunda cita. Mario no dudó y le dio una segunda oportunidad de Bianca, que también le dio un sí y dijo tener «ganas de conocerte todavía mucho más».

Hubo también tiempo para los personajes raros y excéntricos que suelen aparecer por allí. Josué es un joven de 27 años que trabaja en Tenerife como vigilante de seguridad que confesó uno de sus vicios más inconfesables: «Desde que me separé estoy enganchado al deporte. Antes lo hacía para disfrutar, porque me gustaba, pero lo tengo como objetivo único, quiero sacarme un cuerpo bonito». Frente a él se sentó Nataly, una bailarina de 30 años que buscaba en First Dates a un «hombre fácil».

Ella fue muy clara nada más conocerlo y dijo que no le gustaba su físico. Y ya de ahí fue para arriba, mostrándose continuamente en desacuerdo con lo que Josué decía, poniendo malas caras...Pero el canario se guardaba un as en la manga, y es que ya conocía a Nataly por seguirla en Instagram. Y eso le sirvió para darse cuenta de muchas de las mentiras que le estaba contando. Dijo Nataly que ella odiaba el mundo de la noche, pero Josué dijo a las cámaras que «la imagen que da en las redes sociales no es de alguien que odia la noche, sino todo lo contrario».

Luego sacaron el tema de la maternidad, y Nataly dijo ser una persona que le da mucha importancia a ser buena madre y que quiere inculcarles valores muy estrictos a sus hijos. «Pues si así entonces, ¿por qué sube fotos desnuda, siempre rodeada de chicos? No me encaja mucho», explicó Josué. Y cuando llegó el final soltó su bomba: «Busco todo lo contrario que eres tú, he visto tus fotos semidesnudaa», le dijo a la hora de dar la respuesta definitiva. Nataly, indignada, le llamó machista y se marchó de plató.