Es Noticia

Eurovisión 2019 Italia Salvini carga contra Mahmood, el representante de Italia en Eurovisión

El político italiano se preguntó por Twitter si «esta era la canción italiana más bella», y el cantante, de padre egipcio, le respondió que es «totalmente italiano» porque nació en Milán

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Quedó tercero en el televoto, pero ser el preferido por la sala de prensa y el jurado de expertos le valió a Mahmood para convertirse en el próximo representante de Italia en Eurovisión 2019 tras ganar el festival de Sanremo. De ascendencia italo-egipcia, el cantante defenderá «Soldi» (dinero) en Tel Aviv, donde acudirá (al igual que España) directamente a la final del sábado por pertenecer al Big 5. En su camino superó las propuestas de Arisa, Loredana Bertè, Patty Pravo o incluso el internacionalemente conocido Nek. Mahmood llegó a la final con el trío de tenores «Il Volo», que ya ganó el certamen en 2015, y Ultimo, pseudónimo del joven Niccolò Moriconi.

El cantante, nacido en Milán en 1992 es conocido en italia por haber participado en «X Factor» y ya había acudido a Sanremo en 2016. Su propuesta mezcla estilos como el pop, el hip-hop y el R&B y cuenta sus peripecias al haberse criado en la periferia, un mensaje con un alto contenido de crítica social.

Sanremo ha vuelto a cosechar un año más grandes cuotas de audiencia durante los cinco días que dura y ha protagonizado las conversaciones de los italianos, que siguen apreciando este concurso fundado en 1951.

La participación de Mahmood en el certamen se produce en un momento en el que en Italia se habla mucho de inmigración, sobre todo por las políticas del ministro del Interior y líder de la Liga, Matteo Salvini. De hecho este, acostumbrado a comentar sobre prácticamente cualquier tema en sus redes sociales, infravaloró anoche al ganador: «Mahmood... mah.... ¿Es la canción italiana más bella? Yo habría elegido Ultimo, ¿Vosotros qué decís?», publicó en Twitter.

El músico sin embargo rechazó la polémica en la rueda de prensa posterior a la fian: «Soy un muchacho italiano al cien por cien», zanjó, para después declararse preparado para representar a su país en Tel Aviv. Según publica «La Stampa», tras la polémica, Salvini telefoneó al cantante para decirle que no tiene nada en contra de él y que disfrute de su victoria. «No tiene que integrarse porque ya lo está, nació en Milán», comenta. Y carga, eso sí, contra el jurado profesional que le dio su voto: «No tengo nada contra Mahmood, sí contra el jurado profesional. Solo faltaba mi primo (...). Me podían haber dado el premio incluso a mí».