Es Noticia

Eurovisión 2019 El conflicto con Rusia acaba con la participación de la ucraniana Maruv en Eurovisión

Ganó la preselección nacional, pero ha sido presionada con duras condiciones si quería actuar en Tel Aviv por sus conciertos en Rusia

Maruv ganó la preselección ucraniana pero no representará a Ucrania en Tel Aviv
Maruv ganó la preselección ucraniana pero no representará a Ucrania en Tel Aviv - Eurovision.tv
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ganó la preselección nacional ucraniana, pero Maruv no representará a Ucrania en Eurovisión 2019. Después de dos días de públicos desencuentros entre el Gobierno, la cantante, y la televisión de su país, el Ejecutivo confirma que no hay acuerdo. Desde el Gobierno ucraniano habían estado presionando a la cantante por haber desarrollado su carrera musical en Rusia.

La cantante ganó el sábado por la noche la selección nacional de Ucrania para Eurovisión 2019, pero la NOTU decidió darse un plazo de 48 horas para decidir si acepta o no a la cantante como representante de Ucrania, un paso que ha desatado un aluvión de críticas en la prensa rusa y ucraniana, así como en las redes. Durante el concurso, Maruv tuvo que hacer frente a preguntas del presentador y los miembros del jurado acerca de sus vínculos con Rusia, que el Gobierno ucraniana califico de «Estado agresor» por sus acciones militares en el este del país y la anexión de Crimea.

«Las negociaciones estaban en un punto muerto. Se ha hecho todo lo posible para dejar la elección de los espectadores ucranianos detrás del telón político. Amo a mi país, pero no puedo participar en tales condiciones inhumanas, ni moral ni físicamente. Yo aprecio la libertad y no defenderé las ambiciones políticas de nadie. Gracias por el gran apoyo de todos los fans. No me rindo y ya estoy trabajando en un video musical para la canción "Siren Song", además de preparar una gran gira en Ucrania y países que conformaban la Unión Soviética o URSS», ha dicho Maruv horas después de denunciar públicamente las exigencias que le habían demandado desde la cadena: asumir el coste de su participación, cancelar todos los actos en Rusia e incluso no hablar con periodistas extranjeros.

«Estoy lista para dejar las actuaciones en Rusia», escribía la ucraniana en su página de Facebook, incluidas las que tiene planeada en Moscú y San Petersburgo en abril próximo. «Soy ucraniana, amo a mi país y estoy orgullosa de representar a Ucrania en Tel Aviv, a pesar de que en su día recibí propuestas de tres países para representarlos», añadía. El Ministerio de Cultura de Ucrania dijo que, «cuando miles de héroes mueren en el frente por la integridad territorial de Ucrania, el Estado debería estar representado por artistas dignos, patriotas de Ucrania, que se dan cuenta de su responsabilidad», según la agencia rusa TASS.

Por su parte, la cadena ucraniana alega que quien los representa «se convierte en un embajador cultural de Ucrania y se convierte en el portavoz de la sociedad ucraniana. La emisora participante debe garantizar la naturaleza no política del concurso. La situación que se ha desarrollado en torno a la selección nacional de este año tiene signos de politización. La presión pública y de varias fuerzas políticas, la injerencia de figuras de cultura y los medios del país agresor han politizado los resultados de la elección ucraniana. Esta situación es un peligro para la consolidación de la sociedad ucraniana, una de nuestras principales tareas», ha señalado.

De momento se desconoce quién sucederá a Maruv en su carrera por acudir a Tel Aviv. Podría ser la banda de mujeres Freedom Jazz, que quedaron primeras por parte del jurado y terceras en el televoto en la final ucraniana. Según informa COPE, también ellas actuaron en Rusia el año pasado.