ES NOTICIA EN ABC

Eurovisión se blinda más que nunca

Las fuerzas de seguridad israelíes visitan Lisboa para repetir el éxito de organización del año pasado y lograr que el próximo festival en Tel Aviv sea el más protegido de la historia

Imagen del dispositivo seguridad para Eurovisión en Lisboa
Imagen del dispositivo seguridad para Eurovisión en Lisboa
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

El gran éxito en la organización del Festival de Eurovisión el año pasado en Lisboa ha desembocado en la visita de una delegación de las fuerzas de seguridad israelíes al Altice Arena de la capital portuguesa para preparar la próxima cita en Tel Aviv, con semifinales marcadas para el 14 y el 16 de mayo, así como la final el sábado 18.

El objetivo de los agentes del país gobernado por Benjamin Netanhyahu es aprender de la experiencia de sus colegas lusos y estudiar todos los detalles para repetir la eficacia organizativa y lograr que todo transcurra con absoluta normalidad. Mostraron especial interés en los traslados de las distintas comitivas desde los hoteles hasta el mastodóntico pabellón donde transcurrieron los ensayos y las actuaciones… e igualmente les llamó la atención la iniciativa de cerrar el espacio aéreo alrededor de Lisboa desde un mes antes.

Fue precisamente a orillas del Océano Atlántico, hace casi un año, donde la cantante Netta Barzilai se hizo con la corona del festival ‘kitsch’ por excelencia y, en plena euforia por el triunfo, anunció: “Nos vemos el año próximo en Jerusalén”.

El propio Netanyahu apoyaba la idea, pero finalmente las tres galas se celebrarán en Tel Aviv. Las presiones de la Unión Europea de Radiodifusión, responsable de poner en pie la convocatoria, han influido especialmente para que los planes virasen a la capital israelí, siempre con el propósito de evitar conflictos con los palestinos.

En cualquier caso, la sombra de la amenaza pervive desde los sectores más radicales, que se oponen al beneplácito internacional hacia la patria judía por la tensa situación que se vive en los territorios de Gaza.

Por esta razón, las habitualmente intensas medidas de seguridad (como se demostró en Lisboa 10 meses atrás) se redoblarán aún más. Un contexto en el que los oficiales israelíes se pusieron en comunicación con las dos principales entidades portuguesas: La Policía de Seguridad Pública (PSP) y el Sistema de Seguridad Interna (SSI), cuyos representantes han sido invitados a viajar en breve a Tel Aviv con el objetivo de apuntalar el programa de protección.

Israel quiere anular completamente cualquier resquicio que pudiera ser aprovechado por los terroristas para cometer un hipotético atentado, de modo que toda precaución es poca en este sentido.

Por tanto, la 64ª edición de la cita eurovisiva será la más blindada de la historia, sobre todo porque ha arrancado ya en internet la campaña múltiple conocida con las siglas BDS, es decir, ‘boicot, desinversión, sanciones’, con Israel en el punto de mira.

Decenas de agrupaciones propalestinas encabezan la protesta, cuya intención última es que el festival no llegue a materializarse en Tel Aviv. También se ha sumado SOS Racismo.

Tanto es así que el Comité de Solidaridad con Palestina ha emitido un comunicado en el que asegura: “A escasos minutos de donde tendrá lugar el festival, Israel mantiene un cerco ilegal a 1,8 millones de palestinos en Gaza, negándoles los derechos más básicos”.

Mientras tanto, el recién elegido representante de Portugal en Eurovisión, el excéntrico Conan Osiris, acumula ya más de dos millones de visitas en YouTube con su irreverente canción ‘Telemóveis’ (‘Teléfonos móviles’), convertida en una de las 10 favoritas para el triunfo en Tel Aviv.