ES NOTICIA EN ABC
De tal palo, tal astilla

«Spin offs» que lograron hacer sombra a sus series «madre»

En España, «7 vidas» fue la primera ficción en sumarse a esta tendencia televisiva asentada en Estados Unidos.

«Better Call Saul», protagonizada por el abogado de «Breaking Bad», acaba de estrenar su cuarta temporada

«Better Call Saul»
«Better Call Saul» - AMC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

«Better Call Saul» acaba de estrenar su cuarta temporada en Movistar+. «Mayans MC» se estrena el próximo 5 de septiembre en HBO España. Similar es el caso de «Fear The Walking Dead», cuya segunda parte de la cuarta temporada, ya doblada al español, se estrenará en AMC España el próximo 27 de agosto. Todas ellas tienen algo en común: ser «spin-offs» –series derivadas– de míticas ficciones como «Breaking bad», «Hijos de la anarquía» y «The walking dead», respectivamente.

Tendencia televisiva

El próximo 26 de octubre Netflix estrenará la nueva serie de la bruja Sabrina («Chilling Adventures of Sabrina») como «spin-off» de «Riverdale». La sitcom «Black-ish» también ha contado este año con su propia serie derivada, «Grown-ish», protagonizada por la hija mayor de la familia afroamericana durante su estancia universitaria. «The Big Bang Theory» también se ha expansionado con la precuela «El joven Sheldon». «Pequeñas mentirosas» continuará con «The Perfectionists». Uno de los vampiros villanos de «Crónicas vampíricas» consiguió serie propia, «Los originales», que ha acabado este año no sin antes confirmarse su propio «spin-off», «Legacies».

La propia «Roseanne» se ha visto a obligada a reconvertirse en «spin-off», titulado «The Conners», tras el despido de su máxima protagonista por parte de la cadena. Hasta «Juego de tronos» seguramente cuente con una precuela tras su final definitivo en 2019. La rumorología también apuntó varias secuelas de «Mad men» con el personaje de Peggy Olson (Elisabeth Moss) o el de Sally Draper (Kiernan Shipka) durante sus años mozos.

En España también hemos tenido ejemplos como la archiconocida «Aída» o «U.C.O.», a raíz de «Desaparecida», con el personaje del Teniente Sierra como nexo argumental. «Hospital Central» intentó marcarse un «Anatomía de Grey» con «MIR» y el trasvase del personaje de Antonio Dávila (Lluís Marco) como mentor de los nuevos residentes. Incluso se tanteó un «spin-off» de «Hay alguien ahí» con su personaje médium al más puro estilo «Entre fantasmas». En España, por tener, hasta se inventó el concepto «spin-in» con la tira diaria «Camera Café», cuya oficina fue reconvertida en un hospital en «¡Fibrilando!»: personajes diferentes interpretados por los mismos actores (o sea, marcarse un «Ryan Murphy»).

Regalo envenenado

Si «Better Call Saul» –precuela de «Breaking bad»– está protagonizada por Saul Goodman, el abogado de Walter White; «Mayans MC» –secuela de «Hijos de la anarquía»– se centrará en una de las bandas de moteros mostradas en la serie madre. Está por ver si este nuevo «spin-off» consigue alcanzar la relevancia de la original o incluso lograr, como «Better Call Saul», ser el «ojito derecho» de la crítica televisiva y los grandes premios de la industria.

Pero los «spin-off» suelen ser un «regalo envenenado»: amplía un exitoso universo ficticio –con el arrastre de audiencia que ello pueda suponer– pero puede no contentar a los fans e incluso no cumplir ciertos estándares de calidad. Sin embargo, algunos de ellos sí han conseguido igualar –o incluso superar– las ficciones de las que nacieron.

Aída

Paco León y Carmen Machi en «Aída»
Paco León y Carmen Machi en «Aída» - ABC

Serie original: «7 vidas» (1999-2006).

«Aída» (2005-2014) es considerado el primer "spin-off" de una serie nacional. Comenzó a emitirse en enero de 2005 con la promesa de que los espectadores de «7 vidas» conocerían a la familia y el barrio de Aída (Carmen Machi), la señora de la limpieza de Sole (Amparo Baró) y posteriormente del bar «Casi ke No», ya regentado por Gonzalo (Gonzalo de Castro).

Aunque con diez temporadas –frente a las quince de su predecesora–, superó a la serie madre en número de entregas: 237. Machi empezó a salir esporádicamente en «7 vidas» a partir de la cuarta temporada para ir ganando un progresivo protagonismo hasta convertirse en un personaje fijo. «Aída» consiguió una identidad propia gracias a icónicos personajes como El Luisma (Paco León) y Mauricio Colmenero (Mariano Peña).

Navy: Investigación criminal

Mark Harmon protagoniza «Navy»
Mark Harmon protagoniza «Navy» - ABC

Serie original: «JAG: Alerta roja» (1995-2005).

«Navy: Investigación criminal» sigue siendo una de las series más vistas de Estados Unidos tras 15 temporadas y 354 episodios. De hecho, ha sido la quinta ficción más vista de toda la televisión durante 2017-18 con 16,7 millones de espectadores. Estrenada en 2003, este «spin-off» fue presentado en un doble episodio de la octava temporada de «JAG: Alerta roja». En este caso, se trató del llamado «backdoor pilot», un mecanimo que sirve para presentar una nueva serie en otra ya asentada de la misma cadena. Es algo que la propia «Navy» haría posteriormente para presentar sus versiones afincadas en Los Ángeles y Nueva Orleans.

Melrose Place

Heather Locklear (izquierda) animó el cotarro de la serie en su segunda temporada
Heather Locklear (izquierda) animó el cotarro de la serie en su segunda temporada - ABC

Serie original: «Sensación de vivir» (1990-2000).

Si hay un personaje de la televisión de los noventa que pasó a la historia por maquiavélico, ese es el de Amanda Woodward (Heather Locklear) en «Melrose Place». Sin embargo, la premisa de este «spin-off» era seguir las andanzas del personaje de Jake (Grant Show), interés romántico de Kelly Taylor (Jennie Garth) y amigo de Dylan McKay (Luke Perry) en «Sensación de vivir».

Sin embargo, tras el «fracaso» de la primera temporada, los responsables de la cadena decidieron darle un toque más «telenovelesco» a la segunda con la villanía de Amanda Woodward al cuadrado. La ficción logró mantenerse en emisión durante 7 temporadas y 226 episodios entre 1992 y 1999.

Frasier

Serie original: «Cheers» (1982-1993).

Salvando las –más que evidentes– distancias, «Frasier» y «Cheers» podrían ser «Aída» y «7 vidas» en Estados Unidos. En este caso, «Frasier» nació tras el final definitivo de «Cheers». Tras participar en más de 200 episodios, el doctor Frasier Crane (Kelsey Grammer) regresaba a su ciudad natal, Seattle, para ejercer como presentador de radio y así estrechar lazos con su padre y su hermano. El «spin-off» duró incluso más episodios que la serie madre: 11 temporadas (las mismas que «Cheers») y 264 entregas.

Xena: la princesa guerrera

Serie original: «Hércules: Sus viajes legendarios». (1995-1999).

Puede que «Xena» no esté en el olimpo de las mejores series estadounidenses, pero sí pertenece al recuerdo de una generación –la española– que entre dibujo animado y dibujo animado por las mañanas, disfrutaba con las aventuras de Xena (Lucy Lawless) y Gabrielle (Renée O'Connor), que duraron 6 temporadas y 134 episodios.

El origen del personaje de «Xena» se encuentra en su aparición episódica durante la primera temporada de «Hércules: Sus viajes legendarios»; el personaje de Lawless gustó tanto que rápidamente consiguió una serie para sí misma. El «spin-off» superó a la predecesora tanto en audiencias como en popularidad.

Torchwood

Serie original: «Doctor Who» (2005-Presente)

Para hablar de «Doctor Who», hay que tener una especie de máster «whovian». Además de estar divida en una época clásica (1963-1989) y otra moderna (desde 2005 hasta hoy día), la ficción británica ha tenido multitud de «spin-offs». El último, «Class», duró apenas ocho episodios sin conseguir la renovación.

Pero si hay una de sus series derivadas que incluso consiguió ganar nuevos adeptos más allá de los fans de la saga, esa fue «Torchwood» (2006-2011), protagonizada por el inmortal capitán Jack Harkness (John Barrowman) tras aparecer en varios episodios de la serie madre.

El creciente éxito de «Torchwood» se vio reflejado a lo largo de sus cuatro temporadas: escaló de la tercera cadena de la BBC hasta la principal; de hecho, la temporada final –bajo el subtítulo «Miracle Day»– fue coproducida por el canal estadounidense Starz.

Ley y orden: Unidad de víctimas especiales

Mariska Hargitay (centro) es la máxima protagonista
Mariska Hargitay (centro) es la máxima protagonista - ABC

Serie original: «Ley y orden» (1990-2010).

Si «Doctor Who» es casi una institución en Reino Unido, «Ley y orden» lo es en Estados Unidos desde su estreno en 1990. Al igual que la serie británica de ciencia ficción, la serie de corte policíaco ha contado con numerosos «spin-offs» bajo la batuta de su creador Dick Wolf, ahora ocupado con la franquicia televisiva «Chicago».

Otra institución es la protagonista de uno de sus «spin-offs», «Ley y orden: Unidad de víctimas especiales». Olivia Benson (Mariska Hargitay) lleva 19 temporadas –la número 20 está en camino– y más de 400 episodios resolviendo delitos sexuales. La actriz ha sido nominada a los Premios Emmy hasta en ocho ocasiones por este papel: lo ganó en 2006. Aunque el personaje de Benson no fue presentado en la serie original de «Ley y orden», sí aparecería posteriormente en ella durante tres ocasiones.