ES NOTICIA EN ABC

Juana Acosta: «Soy de esas románticas a las que todavía les gusta ir al cine»

La intérprete colombiana protagoniza «Cuatro estaciones en La Habana», una serie hecha película

Juana Acosta
Juana Acosta - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Las ficciones sobre oscuros crímenes investigados por policías de dudosa moral no son únicamente patrimonio de la televisión nórdica. Frente a estos «nordic noir», «Cuatro estaciones en La Habana» se presenta como un «noir caribeño». La nueva serie de Movistar+, ambientada en los años noventa y basada en las novelas de Leonardo Padura, sigue a Mario Conde (Jorge Perugorría), un detective de mediana edad, inteligente y muy introvertido de métodos poco ortodoxos.

En cada uno de los ocho episodios, dos por cada estación del año, investiga un caso diferente y se encuentra con una mujer distinta. La primera de ellas es Karina (Juana Acosta), una joven ingeniera que toca el saxo y con la que Conde vive un tórrido romance tras un encuentro fortuito. «Cuando me ofrecieron hacer esta película, luego convertida en serie, el director, el español Félix Viscarret, me dijo: "A ver si te atreves a hacer de cubana y a aprender a tocar el saxo". Acepté el reto y las dos cosas se me dieron bastante bien. Tuve un profesor que me daba clases en el Malecón, conduje esos maravillosos Chevrolet de los años cincuenta... fue un regalo», recuerda Acosta, que estuvo cerca de un mes viviendo en la capital cubana. «El hecho de que esté grabado en la isla le aporta una atmósfera única. El país es un ingrediente más en la trama», añade.

En este género criminal, la colombiana se mete en la piel de toda una «femme fatale»: «El protagonista absoluto es Mario. Yo soy una de esas mujeres típicas del cine negro, misteriosa, que vuelve loco al héroe. Ha sido un trabajo muy bonito, porque me tocó hacer un ejercicio de contención. Ella no lo cuenta todo, porque le gusta sentirse amada y deseada», afirma Acosta.

Multiplataforma

«Cuatro estaciones en La Habana» se grabó para ser estrenada en formato seriado y también en las salas de cine (como «Vientos de La Habana»). «Fue un proceso diferente. Yo leí el libro y me enamoré. Me dijeron que la historia llegaría al cine, entonces grabamos la primera parte. Se hicieron algunos cortes para la película, y luego rodaron las otras tres entregas (seis episodios), para la pequeña pantalla», aclara.

Vieja conocida de la televisión de pago, Juana Acosta, que triunfó con «Crematorio», protagoniza también «7 años», la primera película española de Netflix. En mayo empezará a grabar «Gigantes» para Movistar+. «Yo soy una romántica, todavía me gusta ir al cine. Pero las nuevas plataformas son el principio de un gran cambio. Tienen un alcance y una distribución alucinantes», concluye.