ES NOTICIA EN ABC

Juan Echanove, tras su salida de «Cuéntame»: «No me acuerdo ni de la sintonía»

El actor, tras su inesperado y polémico despido: «Hice un bloque de toda mi memoria de doce años, hice clas y lo mandé como un iceberg al mar. No sé dónde está ni me importa»

Juan Echanove interpretaba al personaje de Miguel en «Cuéntame» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Juan Echanove protagonizó uno de los momentos más inesperados y polémicos de la última temporada de la serie de TVE, «Cuéntame como pasó» tras dejar la ficción, una determinación que aseguró no tratarse «de una decisión voluntaria». «No me he ido yo, me han echado», declaró en una entrevista para Onda Cero en el momento de su despedida. Ahora, el actor ha asegurado en una entrevista con «El Español» no acordarse de nada relacionado con la ficción.

«En cuanto a la serie "Cuéntame", no me acuerdo de nada, de verdad. ¿Amnesia total? Pues sí. Me ha pasado como con los discos duros de esos ordenadores de Génova, del PP, que se les han borrado todos. ¿Que si hay acuerdo de confidencialidad o qué? Que no, que no, que le juro que no me acuerdo de nada, yo ahora intento hacer memoria de algo de eso y no me sale. A duras penas me acuerdo un poquito de cómo era la sintonía de la serie», afirma Echanove.

El actor también se ha pronunciado sobre los «follones» fiscales de los protagonistas de la serie: «No solo no me acuerdo de nada de nada, sino que, como no tengo nada grabado, no tengo nada que me permita recordar o demostrar que alguna vez trabajé en esa serie». «En serio lo digo: Un día, después de que pasara todo lo que pasó, yo me levanté un día por la mañana y dije, esto de "Cuéntame" se ha acabado. Se ha acabado. No quiero saber nada. Entonces cogí, hice un bloque de toda mi memoria de doce años, hice clas y lo mandé como un iceberg al mar. No sé dónde está ni me importa», añade a su declaración.

«El peor veneno para un actor es el paro»

Durante la conversación, el intérprete también fue preguntado sobre si la televisión puede llegar a ser un veneno para un actor, a lo que respondió tajantemente: «No, oiga. El peor veneno para un actor es el paro. Ese sí que es el veneno de los venenos. Conozco actores y actrices acojonantes que llevan seis años sin trabajar nada de nada».

Asimismo, añade que esa no es situación: «No he dejado de trabajar nunca, pero es porque yo hace mucho que soy productor de mi propio trabajo. Sobre todo en teatro, yo no espero a que me llamen para trabajar. Yo vengo produciendo desde 1993, buscando partners, cuando me di cuenta de que a lo mejor no me iban a ofrecer lo que a mí de verdad me interesaba hacer. Por eso, a mí no me afecta como a otros la precariedad laboral».