ES NOTICIA EN ABC

El impactante desnudo de Mario Casas en «Instinto»

Hemos tenido acceso a los dos primeros capítulos de la ficción de Movistar+ y es mucho más de lo que nos han prometido

Mario Casas interpreta a un empresario de éxito en «Instinto»
Mario Casas interpreta a un empresario de éxito en «Instinto» - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Desde que se presentó el proyecto, «Instinto» prometía ser una ficción de las que no deja indiferente a nadie. Después de ver solo los dos primeros capítulos podemos asegurar que así es. La ficción, que llegará a Movistar+ el próximo 10 de mayo, obtuvo halagos y críticas a partes iguales en un Teatro Cervantes que, por primera vez en la mañana del domingo, no aplaudía al terminar la proyección. «Está totalmente fuera de lugar», se escuchaba en los pasillos de la casa del Festival de Cine de Málaga. «Instinto» ha cumplido la promesa de llegar el género erótico un paso más allá. Esa y la de desnudar (en todos los sentidos) a Mario Casas en este «thriller erótico».

El reconocido actor interpreta a Marco, un joven empresario que lidera una de las compañías tecnológicas más exitosas del panorama internacional, ALVA, que ahora presenta en el mercado su último prototipo: CICLÓN, un coche eléctrico propulsado por turbinas que convierten el viento en energía. «He tenido la suerte de trabajar sabiendo qué le ocurre a mi personaje desde el primer momento. Ha sido una gran experiencia poder componer un personaje en lugar de en dos horas, como en una película, en ocho», explica Mario Casas. «Es un proceso de desnudo emocional, físico y sexualmente».

Para apreciar el emocional, el espectador tendrá que ver los ocho capítulos de 50 minutos que Movistar+ podrá a su disposición el próximo 10 de mayo. Pero para ver el desnudo físico y sexual, apenas necesita ver unos segundos de metraje.

[¡Cuidado! Esta información contiene contenido sensible]

En la primera escena, «Instinto» muestra a un atlético Mario Casas corriendo por las calles desiertas de lo que se presupone es Madrid. Va vestido con un chandal gris y tiene la capucha puesta. Segundos después, el joven actor aparece en la ducha masturbándose. Es justo tras esa ducha, cuando vemos la escena que Teresa Fernández-Valdés había prometido. «Creo que es el momento adecuado para sacar una serie así. Ya es hora de que podamos hablar libremente de la sexualidad», espeta la de Bambú Producciones.