Es Noticia

True Detective «Untrue» Detective, Pizzolatto se recupera

Mahershala Ali y Stephen Dorff se ponen al frente de la nueva tanda de episodios de la serie de HBO, que parece superar las prestaciones de la segunda temporada

Mahershala Ali y Stephen Dorff encabezan la tercera temporada de «True Detective»
Mahershala Ali y Stephen Dorff encabezan la tercera temporada de «True Detective» - HBO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Esta vez sí. La segunda temporada de True Detective (HBO) fue una gran decepción, pero, por lo visto en los dos primeros episodios de la tercera entrega, Nick Pizzolatto parece haber superado el bache.

Vuelve al medio rural y recupera el tono. La desaparición de unos niños en Arkansas será investigada por una pareja de detectives, Mahershala Ali (Hays) y el recuperado (del olvido) Stephen Dorff. Es Ali el que lleva el peso fundamental. Su personaje estaba escrito para un blanco, pero al leer el guión pidió el papel. Se transformó en un policía negro en el sur, excombatiente en Vietnam, un poco bebedor, un rastreador, un perro de presa. Ali cuenta la historia en tres momentos distintos: 1980, 1990 y la actualidad, ya con demencia, por lo que el narrador, a medida que nos mete en la historia, comienza a parecernos menos fiable.

La atmósfera es inquietante y está hermosamente lograda. La fotografía es tan buena como la de la primera temporada, pero no hay, en general, ni sus excesos ni sus manierismos. Ali es sobrio y sólido. Dorff habla poco. Sus acentos son musicales y como faulknerianos, y los lugareños parecen concursantes de Forjado a Fuego. Más realismo redneck y vidas fantasmales.

«No me puedo dormir, ni me puedo despertar», dice uno. «No me puedo ir pero tampoco me puedo quedar», dice otro. La realidad parece un limbo para ellos y pronto vemos que también puede serlo para nosotros: dependemos de un narrador con demencia. Así que las aspiraciones metafísicas de la primera temporada ahora quizás se transformen en una mayor complejidad narrativa vinculada a la memoria y sus laberintos.

«True Detective» quizás vuelve como «Untrue Detective» (por aquello del alzhéimer del narrador), pero Pizzolatto recupera la brillantez de la saga.