ES NOTICIA EN ABC
«Kingsman: El círculo de oro»

Los Kingsman y sus «primos americanos»: Los espías más elegantes del cine viajan a EE.UU.

Halle Berry, Jeff Bridges y Channing Tatum se unen a la franquicia

Channing Tatum y Halle Berry, los primos americanos de los Kingsman
Channing Tatum y Halle Berry, los primos americanos de los Kingsman
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este viernes se estrena «Kingsman: El círculo de oro», la segunda parte de la saga con los espías más elegantes. Después de la exitosa primera entrega, ABC Play presenta a los nuevos agentes que llegan desde el corazón de Estados Unidos liderados por Halle Berry, Jeff Bridges y Channing Tatum.

«Kingsman: El círculo de oro» comienza con un plato fuerte: el devastador ataque al cuartel general de la organización, tal y como se puede ver en el tráiler. «Dicho acontecimiento obliga a Eggsy a abrirse, a extender sus alas y conocer a gente nueva», explica Matthew Vaughn, director y guionista del filme, en las notas de producción. «No es que fuera necesario hacer estallar a Kingsman, simplemente me pareció lo más natural», asegura.

A raíz del ataque, el «Protocolo del fin del mundo» de Kingsman los conducirá hasta el estado de Kentucky, en EE.UU., donde descubren que Kingsman no son los únicos protagonistas del espionaje internacional. Así conocen a la agencia norteamericana dotada de los mejores recursos, Statesman, el equivalente de Kingsman en EE.UU. «Ahora se ven obligados a trabajar juntos», dice Vaughn, «norteamericanos e ingleses compartimos la misma lengua, pero somos muy distintos culturalmente. He querido sacar partido de esa relación tan especial. Lo que gustó tanto a los espectadores de Kingsman: Servicio secreto fue ver el choque entre los mundos tan distintos de Colin Firth y Taron Egerton, y he querido dar continuidad a esa idea con la colisión del mundo norteamericano con el inglés».

Donde Kingsman operaba desde una sastrería de Savile Row, un comercio discreto y elegante a la altura de una agencia igualmente discreta y elegante, el cuartel general de Statesman no tiene nada que ver: es mucho más amplio y tosco. Se trata de una destilería de güisqui gigantesca en pleno corazón de Kentucky, un reto enorme para el director de producción Darren Gilford. «Sin duda Matthew quería que la sensibilidad norteamericana estuviera presente», dice Gilford, que además tuvo que construir el lujosísimo avión privado de Statesmen. «Empezamos a documentar la cultura sureña. Ese fue el tapiz sobre el cual tejimos todo lo que rodea a Statesmen. En el caso de la destilería no se aprecia pista alguna de la presencia de la agencia secreta, al menos a pie de calle. Pero todo cambia bajo tierra, donde plasmamos esa cultura del güisqui en el laboratorio secreto; el resultado es chulísimo».

Estrellas de Hollywood

A pesar de la gran escala de Statesmen, los agentes con los que se topan Eggsy y Merlin son principalmente los siguientes: Champagne (Jeff Bridges), Tequila (Channing Tatum), Ginger Ale (Halle Berry) y Whiskey (Pedro Pascal). «Casualmente, todos los espías de Statesman parecen estrellas salidas del firmamento de Hollywood», dice Egerton entre risas.

El primer Statesman en desfilar es Tequila, encarnado por Channing Tatum, un espía arrogante que no tarda ni dos segundos en someter a los intrusos británicos. Tatum nos habla de su personaje: «Es uno de los miembros más jóvenes de Statesmen, en cuanto a experiencia se refiere. Y sin duda es un chico problemático».

El personaje de Ginger Ale de Halle Berry es la gurú tecnológica del equipo, el equivalente de Merlin en muchos sentidos. «Nunca he interpretado a un personaje así de cerebral y técnico», dice la ganadora del Oscar.

Champ es el líder curtido de la organización. Vaughn se acercó al gran Jeff Bridges para proponerle el papel. No es la primera vez que el actor encarna a un vaquero, por lo que Bridges tiró de recuerdos de su padre, Lloyd Bridges, así como de personajes previos como Wild Bill Hickok para preparar el personaje, según explican las notas de Fox.

El agente Statesman con el más trata Eggsy y por tanto el público, es el Agente Whiskey, interpretado por la estrella de Juego de Tronos Pedro Pascal. «La relación con Whiskey es fantástica», dice Egerton. «Eggsy ansía la guía paternal de Harry y de algún modo Whiskey también toma ese lugar. Pero en su caso es más joven, un canalla, un donjuán, no es tan íntegro como esperarías de alguien como Harry».