ES NOTICIA EN ABC

Las invitaciones masivas de Hollywood no resuelven su problema de machismo y falta de diversidad

La Academia de Hollywood ha invitado a 928 nuevos miembros, entre ellos 14 españoles. Las mujeres apenas son el 31 por ciento

Guilermo del Toro celebra su triunfo en la última edición de los Oscar con la chapa de #Time'Up en la solapa
Guilermo del Toro celebra su triunfo en la última edición de los Oscar con la chapa de #Time'Up en la solapa - EFE
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ese largo nombre que se resume en lo que conocemos como Hollywood, lleva desde 2015 invitando a cientos de nuevos académicos para «modernizar» la institución. Una apertura que no ha conseguido acabar con la falta de diversidad racial que promovía la protesta del #OscarSoWhite de 2015 ni con la falta de paridad entre los nominados.

Las invitaciones masivas de la Academia suman cifras de récord año tras años desde 2015. Este 2018 han invitado a 928 cineastas a participar de la institución –entre ellos, unos 40 iberoamericanos–; en 2017 sumaron a 774 nuevos miembros; en 2016 fueron 683; en 2015, hasta 322... En total, el selecto club es cada vez menos exclusivo: hoy forman parte de la Academia de Hollywood 9.226 miembros en todo el mundo.

La apertura de puertas a la Academia coincide con la crisis que se abrió en 2015, cuando el porcentaje de afroamericanos nominados poco tenía que ver con la realidad social de EE.UU. Lo mismo ocurrió en 2016. Ese año, la institución salió al paso para anunciar que en 2020 duplicarían el número de mujeres y que la diversidad racial sería total en el seno de la Academia.

De momento, ese objetivo está lejos de cumplirse: si todos los invitados aceptan, la gente de otras razas pasará del 13 por ciento de 2017 al 16 por ciento en 2018. Un incremento que se debe a que el 38 por ciento de los nuevos invitados no son blancos. Por su parte, las mujeres pasarán a ser el 31 por ciento de la Academia de Hollywood toda vez que el 49 por ciento de los 928 invitados son féminas.

«Saltar» el muro de Trump

En cuatro de los últimos cinco años, un cineasta mexicano ha ganado el Oscar a Mejor dirección. Un símbolo casi de resistencia ante la guerra dialéctica y económica de Donald Trump, presidente de EE.UU., contra sus vecinos del sur. La presencia en Hollywood de algunos de los nuevos invitados supone un intento de derribar el muro que quiere imponer el inquilino de la Casa Blanca. Actores y cineastas iberoamericanos que como Ricardo Darín, Andy Muschietti y Mia Maestro; los chilenos Daniela Vega, Pedro Pascal, y Paulina García; la brasileña Alice Braga; y los mexicanos Eugenio Derbez, Damián Alcázar y Jaime Camil se han mostrado contrarios a la política de Trump.

La buena noticia para España es que los Javier Cámara, Carmen Maura, Verónica Echegui, Javier Gutiérrez, Eduardo Noriega, Rubén Ochandiano, Rossy de Palma, Carlos Bardem, Natalia de Molina, Bárbara Lennie, Emma Suárez, Marta Etura, Ángela Molina y Jordi Mollà están incluidos entre los futuros académicos de Hollywood.