Es Noticia

El Grinch, el otro icono de la Navidad

Illumination, estudio creador de los Minions, rescata la historia de Dr. Seuss para recordar lo importante en estas fechas

Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

La Navidad ha llegado antes este año. Las calles lucen la tradicional iluminación y en la cartelera ya están las primeras películas navideñas. Una de ellas es la nueva versión del verde y gruñón Grinch, realizada por Illumination, el estudio creador de los Minions. La historia sigue siendo la misma que Dr. Seuss escribió en 1957: un año más, los lugareños de Villa Quién perturban la soledad del Grinch con su «ruidosa» fiesta, la cual han decidido triplicar de tamaño. Tras mucho pensar, el Grinch se da cuenta de que solo hay un modo de recuperar algo de silencio y paz: robar la Navidad.

El Grinch ya había protagonizado dos películas: «¡Cómo El Grinch robó la Navidad!» (1992), donde le dio voz el carismático Walter Matthau, y la película que comparte nombre con el personaje, estrenada en 2000, en la que lo interpretó Jim Carrey bajo las órdenes de Ron Howard. Ahora, llega versión animada, una en la que se puede apreciar que el equipo que la ha desarrollado es seguidor de Dr. Seuss, y que cuenta con una gran influencia del amigo del escritor, Chuck Jones, que dirigió un histórico especial para televisión en 1966. Tanto es así que Benedict Cumberbatch, encargado de poner voz en la versión original, imita a Boris Karloff (voz original del Grinch) en algunas escenas.

«Esta nueva versión da una vuelta de tuerca al personaje. Sigue siendo gruñón, pero también tiene una parte refinada y lo muestra como muy creativo e inteligente. Me encanta la cantidad de inventos que llega a desarrollar para llevar a cabo su plan», explica Ernesto Alterio, el encargado de doblarlo en castellano en esta versión. Lo que se mantiene, además del espíritu cascarrabias del personaje, es la crítica al consumismo de estas fechas: «Nos recuerda que lo importante, al final, es pasarlas con nuestros seres queridos». Sin quererlo, el Grinch se ha convertido en un símbolo más de la Navidad que, además, parodia el consumismo que las grandes cadenas nos han inculcado.

«El Grinch», película para la que Pablo López y Antonio Orozco han preparado una canción, ha sido la primera experiencia como doblador de este veterano actor, que asegura conocer ahora un poco mejor al personaje de Dr. Seuss. «He descubierto que soy muy Grinch también. Me gusta la parte de él que no comulga con lo establecido, que no tiene problema en decir que algo no le gusta. No acatar las normas simplemente porque es algo que siempre se ha hecho, y eso lo hace con estilo», reflexiona Alterio, quien desarrolló este proyecto en seis intensas sesiones. «Aunque yo soy muy obediente por otro lado. No he tenido problemas con la justicia», añade entre risas.