Es Noticia

Arde Madrid La noche que Ava Gardner y «El Fary» pasaron juntos

La intérprete e icono del Séptimo Arte compartió un curioso episodio de su estancia en Madrid junto al cantante, actor y taxista español

Ava Gardner, «el animal más bello del mundo»
Ava Gardner, «el animal más bello del mundo» - ABC
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

En los años sesenta, Ava Gardner, una de las grandes estrellas del cine del siglo XX, se trasladó a vivir a Madrid, donde estuvo afincada durante doce años. En ese tiempo, y en pleno franquismo, la reconocida actriz pudo disfrutar de un modo de vida del que no podían gozar el resto de mujeres de la época.

El periplo de Gardner en Madrid estuvo cargado de fiestas, alcohol, drogas, sexo y otros excesos. Así lo inmortaliza Paco León junto a su pareja y guionista, Anna R. Costa, en «Arde Madrid», la nueva serie de Movistar +. La ficción, la primera que se ruede de manera íntegra en blanco y negro en España, tendrá (de momento) una sola temporada de ocho episodios.

La serie mostrará momentos históricos vividos por Gardner en el tiempo que estuvo viviendo en la capital, como el suicidio del escritor Ernest Hemingway, muy cercano a la actriz o el bautizo del cantante Antonio Flores, al que fue invitada, pero también habrá otros acontecimientos que ocurrieron en la realidad y que, al menos de momento, la ficción obviará.

Ejemplo de ello es la noche que la actriz pasó en compañía de José Luis Cantero Rada, «El Fary», uno de los rostros españoles de referencia de segunda mitad del siglo XX. Sí, el actor, cantante y el taxista más famoso de la historia de España compartió una noche de los años sesenta con el mito del Séptimo Arte, nominada al Oscar en 1953 por su papel en «Mogambo».

Taxi, petaca y una búsqueda imposible

«Fue una noche en la que Ava Gardner estaba desesperada por encontrar a Falico, un bailaor gitano del que se había enamorado a primera vista», explicó Paco León durante la presentación de «Arde Madrid» el pasado enero. La intérprete cogió un taxi para buscarle… y casualidades de la vida, el conductor era «El Fary». «Estuvieron juntos toda la noche, buscando al gitano. "El Fary" conduciendo y Ava a su lado, con una petaca, bebiendo». No le encontraron y a las seis de la mañana, "El Fary" convenció a Gardner para llevarle de vuelta a su lugar de descanso.

Cuando llegaron al Hotel Ritz, en el que por entonces Gardner estaba alojada, la intérprete le agradeció su compañía y subió a su habitación. Fue entonces cuando «El Fary» se percató de que la actriz no le había abonado sus servicios. «¿Y ahora, quién me paga la carrera?, se preguntó "El Fary". Pero al día siguiente volvió allí y le pagaron íntegramente», subrayó León.

A lo largo de su vida, el artista reseñó en numerosas ocasiones que había pasado una noche con Gardner. Muchos especularon con un posible romance que nunca se produjo. «Él mismo ("El Fary") confesaba que se le atribuye, pero que no fue así y no pasó nada entre ellos. Tenía fe en que así ocurriera, y de hecho así lo cuenta, pero no tuvo suerte», destacó entre risas Paco León hace unos meses.

Sin embargo, lo que nunca nadie podrá quitarle a «El Fary» fue que, coincidencias de la vida, terminó compartiendo noche, taxi y petaca con una de las mayores artistas de la historia del cine. Lo demás, está de más, como decía Mecano.