ES NOTICIA EN ABC

Lo mejor y lo peor de la gala de los Goya 2012

El rap de Resines, y la vuelta de Almodóvar a la alfombra roja -no verde- y la irrupción de un espontáneo, entre los momentos para no olvidar. Más de 4,1 millones de espectadores siguieron en directo la ceremonia

efe
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Lo peor

1. Si el año pasado fue «el imbécil de la barretina», en expresión del presentador, Andreu Buenafuente, el que saltó anoche al escenario del Teatro Real interrumpiendo el discurso de la gala, fue un «mulatilla» o «muletilla», que el hombre no se aclaraba, que al grito de «como "apretacocreta" [sic]» se ha «tirado al ruedo» para reivindicar «el primer western extremeño». De nuevo, un fallo de seguridad fue también protagonista de los Goya 2012.

Lo mejor y lo peor de la gala de los Goya 2012

2. A pesar de las «apariciones estelares» del espontáneo de turno y del «activista» de Anonymous, los discursos políticos y/o reivindicativos corrieron, una vez más, a cargo de los propios galardonados. «Hubiera preferido que no hubiera paz para los malvados, pero parece que para algunos sí la hay», dijo Isabel Coixet tras recoger su premio a la mejor película documental por «Escuchando al Juez Garzón». «Hubiera preferido que las víctimas que van a los juzgados se encontraran con jueces como Garzón», añadió la directora.

3. El Langui, Antonio Resines, Javier Gutiérrez y Juan Diego, impagable con su smoking decorado con cadenas doradas, protagonizaron uno de los momentos más bochornosos de la ceremonia, cuando saltaron al escenario a interpretar un rap surrealista que, en el caso de Resines, ni se entendió. «Ahora mismo y tras lo de Resines,en un rincón del mundo, Eminem se plantea retirarse de la música», comentaba un internauta.

Lo mejor y lo peor de la gala de los Goya 2012

4.Eva Hache, debutante como maestra de ceremonias en unos Premios Goya no estuvo a la altura de la gala. La presentadora y humorista pareció no tomar el excelente pulso cómico que había dejado Buenafuente en las últimas dos ediciones, dejando las carcajadas para el demoledor monólogo de Santiago Segura, ironizando sobre el amiguismo y la arbitrariedad en las votaciones.

5. La decisión de dejar sin el premio al mejor guión original a «Midnight in Paris» de Woody Allen y dar el galardón a la triunfadora «No habrá paz para los malvados» no gustó a los internautas, que criticaron en Twitter a la Academia. «Ah bien, Woody Allen, guionista de cine español. Y encima pierde» o «si los académicos tuvieron la "genial" idea de nominar a Allen...canta un poco no dárselo si comparamos los libretos no?», fueron algunos de los comentarios. El sindicato de guionistas de EE.UU. sí premió a la película de Allen en esa misma categoría esta madrugada.

Lo mejor

1. La alfombra verde de ediciones anteriores -por una cuestión de patrocinios-, que tuvo muchos detractores, volvió a ser roja. «No venía antes porque la alfombra no era roja», dijo Pedro Almodóvar, sobre los años que llevaba sin acudir a la gala.

Lo mejor y lo peor de la gala de los Goya 2012

2. La actriz Silvia Abascal, que se recupera de una hemorragia cerebral que sufrió el pasado mes de abril, reapareció para entregar el Goya al mejor actor de reparto. La emoción por su vuelta ayudó a los presentes a poner los pies en la tierra y a recordar que, por encima de los diseños fascinantes, de las alfombras rojas y el camino a la fama, lo verdaderamente importante es estar.

3. La juventud de los candidatos que, en la mayoría de los casos, a duras penas llegan a los 30 años, demuestran que la cantera del cine español tiene aún mucho futuro por delante. Elena Anaya (36), Jan Cornet (29), María León (27) y Kike Maíllo (36), han sido algunos de los galardonados en esta XXVI edición.

4. Estrellas consagradas de nuestro cine, como Pedro Almodóvar, Antonio Banderas, Carlos Saura y Victoria Abril, han vuelto a brillar esta noche en la alfombra roja de los Premios Goya después de años de ausencia del glamuroso preámbulo de la gala.

Lo mejor y lo peor de la gala de los Goya 2012

5. El monólogo de Santiago Segura antes de presentar el premio al mejor actor revelación fue uno de los momentos más divertidos. «Solo por poner a Kiko Rivera a trabajar ya tiene mérito», dijo sobre su participación en «Torrente IV», sobre la que dijo sentirse «destrozado, deprimido y hecho polvo» por no haber recibido ninguna candidatura. «Cuando hay una estrella internacional la nominamos, para que vengan y nos den glamour, luego se van con una mano delante y otra detrás», afirmó en alusión a Salma Hayek.

La gala engancha pero no convence