Interior de Casa Pello
Interior de Casa Pello - ISABEL PERMUY

Calles gastronómicas de Madrid: Doctor Castelo

El crítico gastronómico de ABC recorre algunos de los mejores locales para comer y tapear en la zona

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

1234567
  1. Tapas en la zona del Retiro

    Plato de tapas en La Taberna de Buendi
    Plato de tapas en La Taberna de Buendi - ISABEL PERMUY

    Madrid es una de las mejores ciudades para el tapeo. Pero hay una zona, junto al Retiro, que ha ido agrupando en los últimos años locales de muy alto nivel. Se trata de la calle del Doctor Castelo.

  2. Casa Pello: Platos madrileños y caseros

    Clientes esperan por la comida en Casa Pello
    Clientes esperan por la comida en Casa Pello - ISABEL PERMUY

    Nada más enfilar la calle desde el Retiro, el primer local que encontramos es este Casa Pello, una taberna que es sucursal del restaurante del mismo nombre situado en Alberto Alcocer y con el que comparte carta. Muchos lectores recordarán el local porque en él estuvo la primera Taberna Arzábal. Cuenta con una barra muy pequeña y al lado el comedor, también de reducido tamaño, que es el escenario donde probar una cocina casera con muchas especialidades madrileñas. Nunca faltan las verduras de temporada. Y para picar clásicos como la ensaladilla rusa o la tortilla de patata con cebolla caramelizada.

    El cocido de tres vuelcos, que se ofrece en temporada. Y otros platos tradicionales madrileños como los callos, los caracoles en salsa picante o el rabo de toro estofado.

    FICHA: Doctor Castelo, 2. 91 082 20 25. No cierra. Precio medio: 35 euros.

  3. La Raquetista: Cocina ecléctica pero de calidad

    Mesas preparadas en La Raquetista
    Mesas preparadas en La Raquetista - ISABEL PERMUY

    Los hermanos Aparicio (Javier en la cocina, Paco en la sala) han sido de los últimos en llegar a la calle y rápidamente se han hecho un nombre. Una barra estrecha y no muy larga, y un reducido comedor. En la primera, amplia oferta de raciones en las que se alternan tapas tradicionales de los bares madrileños con algunos guiños más modernos. La carta del comedor es algo más formal, aunque es posible el intercambio entre ambas zonas. No hay una línea definida en los platos, unidos sólo por la calidad del producto. Lo mismo ofrecen elaboraciones clásicas que recetas de fusión.

    Las patatas bravas y los torreznos, impecables, sin gota de grasa, son dos clásicos que no hay que perderse en la barra. Para el resto conviene consultar en la gran pizarra lateral las recomendaciones del día.

    FICHA: Doctor Castelo, 19. 91 831 18 42. Cierra domingos noche y lunes. Precio medio: 35 euros.

  4. Emaus: Sabor gallego y raciones abundantes

    Varios hombres disfrutan de su comida en Emaus
    Varios hombres disfrutan de su comida en Emaus - ISABEL PERMUY

    Entre las continuas novedades y los locales de decoración moderna que empiezan a abundar en el barrio, llama la atención este restaurante que lleva más de medio siglo funcionando con una oferta inmutable de cocina gallega tradicional, casi tan inmutable como la decoración de su comedor. La mayor parte de la oferta se basa en producto llegado de Galicia, aunque también encontramos platos populares de otras regiones. Raciones abundantes, precios moderados para la zona y un servicio de los de antes, próximo y amable, son los puntos fuertes de esta veterana casa que cuenta con una barra en la entrada.

    La tortilla de patatas con pimientos y chorizo, y las empanadas de carne y de zamburiñas. De postre, tarta de Santiago o filloas.

    FICHA: Doctor Castelo, 9. 91 575 01 34. Cierra domingos. Precio medio: 35 euros

  5. Norte y Sur: Marisco y pescado

    Marisco del Norte y Sur
    Marisco del Norte y Sur - ISABEL PERMUY

    Desde hace más de seis décadas Norte y Sur, en la calle Bravo Murillo, a un paso de Cuatro Caminos, ha sido una de las marisquerías más populares de Madrid gracias a su buena relación calidad-precio. Hace unos años sus propietarios iniciaron la expansión por la ciudad, abriendo establecimientos en Costa Rica y General Pardiñas y, recientemente, en esta calle del Doctor Castelo. Más pequeña que sus hermanas y a la vez con una decoración más moderna, acorde con el barrio, la carta es muy similar, dedicada casi por completo en el marisco y el pescado.

    Mariscos tanto en la barra como en el pequeño comedor interior: gambas blancas y rojas, ostras, nécoras, percebes, centollos, bogavantes... y algunos pescados, siempre en función del mercado.

    FICHA: Doctor Castelo, 21. 91 603 35 33. Cierra domingos noche. Precio medio: 45 euros.

  6. La Taberna de Buendi: Conservas a buen precio

    Tapas preparadas para servir en La Taberna de Buendi
    Tapas preparadas para servir en La Taberna de Buendi - ISABEL PERMUY

    Esta es la pionera de las tres tabernas que llevan el mismo nombre en Madrid. Otra está en la vecina Narváez, y la tercera en el barrio de Salamanca. No compite con el nivel de calidad de algunos de sus vecinos de calle, pero su amplia barra está siempre muy concurrida tanto por la variedad de su carta como por los precios, entre los más baratos de la zona. Ibéricos, conservas de calidad, los boquerones, bien como anchoas o bien con vinagre, su amplio surtido de ensaladas y, por encima de todo, sus canapés conforman una oferta que satisface a su público.

    Canapés. En esta casa destacan los canapés, de gran tamaño, que hacen furor entre la clientela. Más de treinta hay en su carta, desde el muy solicitado de morcilla hasta el de gambas con alioli.

    FICHA: Doctor Castelo, 15. 91 578 27 37. Cierra domingos noche. Precio medio: 25 euros.

  7. La Castela: Veteranía y encanto

    Interior de La Castela
    Interior de La Castela - ISABEL PERMUY

    Una de las casa de comidas más veteranas del barrio. Conserva la arquitectura clásica de las tabernas madrileñas, con espejos, mármoles y su mostrador de estaño en el que sobresale su serpentín, que enfría las cañas de cerveza y los vermús. En la trastienda un par de comedores que mantienen el mismo encanto de los locales populares. En la barra, siempre abarrotada, la mojama, la cecina y las anchoas son tres aperitivos inmutables, que se completan con buenas croquetas de marisco, unas almejas a la manzanilla o gambas al ajillo. Hace poco tiempo han abierto una sucursal en la zona, en Antonio Acuña.

    Cocina de siempre. La de esta casa es una cocina tradicional, con platos de siempre que van desde los garbanzos con callos o con langostinos hasta las chuletillas de cordero o el guiso de rabo de toro..

    FICHA: Doctor Castelo, 22. 91 574 00 15. Cierra domingos noche. Precio medio: 40 euros.