Larus
Larus - IBERLINCE
LIFE+ IBERLINCE

Lince ibérico: los cachorros huérfanos pueden sobrevivir por sí solos en el medio natural

Limbo y Larus perdieron a su madre, atropellada por un tren en mayo de 2014, y gracias a la buena densidad de conejos del área del río Guadalmellato (Córdoba) salieron adelante con solo tres meses de edad

Actualizado:

Durante la campaña de fototrampeo de 2015, llevada a cabo dentro del programa Life+ Iberlince para la «Recuperación de la distribución histórica delLince ibérico (Lynx pardinus) en España y Portugal», se ha constatado la supervivencia de dos ejemplares muy especiales: Limbo y Larus.

Pero empecemos por el principio. En mayo de 2014, Heredilla, una de las hembras territoriales del área del río Guadalmellato (Córdoba), fue atropellada en la línea de alta velocidad que atraviesa el área de suroeste a norte.

Heredilla, a su vez, descendía de Diana, uno de los ejemplares fundadores de origen silvestre en la reintroducción del lince ibérico este valle.

La hembra, que nació, en el entorno del embalse de Navallana, se dispersó desde allí, estableciéndose en el territorio al sur del río Guadalmellato. En el año 2014, Heredilla se reprodujo por segunda vez con tres años de edad.

En el momento en el que Heredilla fue atropellada por el tren, le acompañaban dos cachorros, que quedaron huérfanos. Un particular y colaborador del Life+ Iberlince que observó el atropello dio el aviso a los técnicos del proyecto. De inmediato se organizó un dispositivo de captura para intentar rescatar a los cachorros y criarlos en cautividad. Tras varios días a la espera de su avistamiento, el resultado fue negativo y el equipo tuvo que desistir de su cometido. Los intentos posteriores tampoco fueron fructuosos.

Sin embargo, hoy sabemos que, a pesar de su corta edad, de en torno a los tres meses en el momento del atropello de su madre, Limbo y Larus salieron adelante por sí solos en el medio natural. El hecho, a juicio de los técnicos del Life+ Iberlince, demuestra que en áreas con densidades medias-altas de conejos, la supervivencia de individuos huérfanos e incluso de tan corta edad es más que posible.

Limbo y Larus en la actualidad siguen establecidos en el área de Guadalmellato. «Y su caso invita a valorar la necesidad de extraer individuos en situaciones futuras con condiciones semejantes, apostando por la adaptabilidad de la especie al medio», concluyen desde el programa de conservación del lince ibérico.