Audi e-tron concept | Vídeo: El coche eléctrico construido por un profesor cartaginés

Diccionario del coche eléctrico: lo que debes saber antes de comprarte uno

Se están empezando a comercializar modelos con cifras muy competitivas de autonomía y cortos períodos de carga. Antes de hacerte con uno, no obstante, te aclaramos la terminología que todo conductor «enchufado» debe manejar

BerlínActualizado:

La escasa autonomía, la falta de una infraestructura de recarga y el tiempo que se tarda en rellenar las baterías son tres de los argumentos que de momento impiden un mayor crecimiento en las ventas de vehículos eléctricos. Si bien es cierto que cada vez son más populares para su uso urbano, pocos son los propietarios de uno de estos vehículos que se aventuran a realizar un viaje de media o larga distancia.

Pero las cosas están cambiando, ya que ya se están empezando a comercializar modelos con cifras muy competitivas de autonomía y cortos períodos de carga. Antes de hacerte con uno, no obstante, te aclaramos la terminología que todo conductor «enchufado» debe manejar.

12345
  1. Corriente alterna (AC)

    Enchufe Schuko
    Enchufe Schuko

    Es la que está disponible en los enchufes convencionales tipo Schuko de los hogares. Proporcionan una corriente constante de 10 A (amperios) y de corta duración de 16 A. Con una tensión de 230 voltios, la potencia está limitada a 2,3 y 3,6 kW respectivamente. En una línea de corriente alterna (AC), los electrones cambian de dirección constantemente con una frecuencia de 50 Hz (50 veces por segundo). Esta alternancia se llama fase. Los 230 V de corriente alterna son una sola fase.

  2. Potencia trifásica

    Enchufe trifásico
    Enchufe trifásico

    La potencia trifásica es una corriente alterna de tres fases con un desfase de120 grados. Esto permite un flujo continuo de potencia y el desarrollo de fuertes campos magnéticos rotativos. Es más fácil de transformar. Normalmente, los aparatos domésticos de mayor consumo, como hornos eléctricos, están conectados a la red con enchufes trifásicos y una tensión de 400 voltios. La corriente es usualmente de 16 o 32 A, que se corresponde a una potencia de 11 o 22 kW, respectivamente.

  3. Corriente continua (DC)

    Audi e-tron
    Audi e-tron

    La electricidad fluye del polo positivo al negativo sin ningún cambio de polaridad. Los aparatos recargables, como smartphones, o dispositivos como los televisores, que pueden estar equipados con transformadores internos, funcionan con este tipo de energía. La corriente continua también permite la transmisión con pocas pérdidas de potencias muy altas en distancias grandes. La batería de iones de litio en el Audi e-tron funciona con corriente continua, tanto en carga como en descarga.

  4. Enchufe de corriente alterna

    Cuando se alimenta un coche eléctrico con corriente alterna mediante el enchufe, la potencia común en Europa está generalmente limitada a 22 kW o a 43 kW. El cargador de corriente alterna es un factor que limita la potencia. El inversor, que convierte la corriente trifásica en corriente continua para la batería, sólo puede procesar una cierta potencia, que se mide en kW. Cuanto mayor sea, mayor calor residual produce, lo que reduce el rendimiento. Para mantener esas pérdidas en el mínimo posible, el cargador trifásico se debe integrar en el circuito de refrigeración.

  5. Carga con corriente continua

    El cargador de corriente alterna en el coche no interviene cuando se recarga con corriente continua. Mediante el sistema combinado de carga CCS, la electricidad fluye directamente hacia la batería desde el cargador de corriente continua en el punto de recarga. Esto hace posible una potencia alta, aunque también se genera calor debido a las resistencias internas de la batería. Audi refrigera la batería de alta tensión durante el proceso para alcanzar una potencia de hasta 150 kW en las estaciones de recarga rápida con corriente continua, como las de la red Ionity. Con baterías de iones de litio, la velocidad de recarga se reduce drásticamente por encima de un nivel de carga cercano al 80 por ciento. La recarga rápida con corriente continua también se conoce como HPC (high-power charging), recarga de alta potencia.