CITROËN C5 Aircross

El conquistador del desierto

Llegará a los concesionarios en enero desde 18.590 euros

Marrakech (Marruecos)Actualizado:

Las carreteras de Marruecos, en los trazados que discurren en las estribaciones de la cordillera del Atlas, son el escenario más exigente al que se puede enfrentar un vehículo que aspire a ser considerado un auténtico «todocamino». El asfalto en esas vías es casi simbólico, las cuatro ruedas del coche apenas caben sin pisar el arcén, por lo que la mayoría del tiempo las de la derecha circulan fuera del asfalto, sobre todo cuando te encuentras un vehículo o un animal –burros, ovejas, camellos o perros- en el trayecto. A esto hay que unirle lo sinuoso del trazado, con curvas de casi 360 grados y pendientes de más del 25%.

En este exigente escenario es en el que Citroën ha presentado en sociedad el nuevo C5 Aircross, su SUV grande. Y lo ha hecho dando respuesta perfecta a todas las situaciones. De serie, en toda la gama del modelo incorporan la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos, que crea lo que la marca francesa denomina como efecto de «alfombra voladora», porque filtra las irregularidades de la carretera para que en el interior no se sientan.

Una comodidad a la que también ayudan los asientos Advanced Comfort, que convierten el habitáculo en un lugar parecido al salón de casa. Destaca también que las plazas traseras son tres asientos independientes, que se pueden desplazar longitudinalmente 15 centímetros, abatir en cinco posiciones (de 19 a 25º) y escamotear sobre el piso para aumentar el maletero. El maletero dispone de 580 litros, que pueden ampliarse a 720 desplazando los asientos y hasta 1.630 litros hasta el techo y con la segunda fila de asientos abatidos.

Este SUV, de 4,5 metros de largo y tracción delantera, puede elegirse con las motorizaciones de gasolina PureTech de 1.2 de 130 CV y 1.6 de 180 CV (vinculado a caja automática EAT8) y diésel BlueHDi de 1.5 y 130 CV y 2.0 y 180 CV con EAT8. Mientras que el propulsor más pequeño diésel también puede equipar la citada transmisión automática, el gasolina de la misma potencia, no. A principios de 2020 está prevista la versión híbrida enchufable (PHEV) con tracción delantera, 225 CV y hasta 50 kilómetros de autonomía en modo 100 % eléctrico.

Este modelo dispone de 30 combinaciones posibles de colores en el exterior y cinco ambientes interiores. La gama de acabados se estructura en cuatro niveles: Start, Live, Feel y Shine.

El C5 Aircross puede equipar hasta 20 ayudas a la conducción, entre las que destacan el asistente en carretera «Highway Driver Assist» (de serie en el Shine y optativo en Feel), el Grip Control con asistente de descensos (Shine) o el control de estabilidad del remolque.

En el interior, el cuadro de instrumentos digital TFT es de 12,3 pulgadas (desde la terminación Feel) y la pantalla táctil de 8; además, el vehículo puede incluir el sistema de recarga por inducción sin cable (Shine) o la ConnectedCAM Citroën, que permite hacer fotos de lo que sucede frente al coche y compartirlas al instante en redes sociales.

El C5 Aircross, que llegará a los concesionarios en enero, está ya a la venta desde 18.590 euros (incluyendo descuentos promocionales y por financiar). Con motivo del lanzamiento, Citroën ha puesto a la venta la serie limitada (a 300 unidades) "Comfort Class Edition" con el 180 CV diésel, cuya tarifa parte de los 32.490 euros y que toma como base el acabado más alto, el Shine, al que ha añadido más equipamiento a un precio más ventajoso para el cliente. Exteriormente, se le diferencia por el color gris platino con Black Top, un paquete color rojo anodizado y los faros delanteros Full LED.

Previsiones de venta

Citroën prevé vender 9.500 unidades en el primer año de vida del nuevo SUV C5 Aircross, del que ya acepta pedidos, pero las primeras entregas en los concesionarios están previstas para el año que viene. La previsión por motorización que tiene la marca es que el diésel cope el 43 % de las matriculaciones, frente al 57 % de la gasolina.