Nissan niega una oferta para fusionarse con Renault, que sustituirá a Ghosn esta semana

Hiroto Saikawa, presidente del fabricante nipón, niega que haya recibido ninguna oferta

Tokio, MadridActualizado:

El presidente de Nissan Motor, Hiroto Saikawa, afirmó este lunes que la compañía automovilística japonesa no ha recibido ninguna propuesta por parte del Gobierno francés para negociar una posible fusión con Renault. Saikawa señaló que "no ha oído nada" sobre la posibilidad de que ambos fabricantes conformen una sola entidad, y afirmó que Nissan y Renault "aún no se encuentran en esa fase (de negociar la operación)", en declaraciones recogidas por la cadena estatal NHK.

El máximo responsable de Nissan tras la destitución de Carlos Ghosn se pronunció así sobre las informaciones publicadas por varios medios que apuntaban a que el Gobierno de Francia habría trasladado al de Japón su intención de fusionar ambas empresas.

Según el diario financiero japonés Nikkei, París quiere que las dos compañías automovilísticas se integren en una sola corporación, un paso más allá de la alianza actual que mantienen estas dos firmas y el también fabricante de automotores nipón Mitsubishi Motors.

"Sería un paso positivo si Renault entra en el mismo escenario que nosotros para estar preparados para hablar sobre el futuro", dijo sobre el cambio de directiva de la empresa francesa Saikawa, quien ocupa el cargo de CEO de Nissan provisionalmente desde la destitución de Ghosn a finales de noviembre.

El propio Saikawa afirmó con anterioridad que Nissan aspira a tener "más independencia" y "más peso en la toma de decisiones" en el seno de la alianza, frente a las supuestas presiones de París para llevar a cabo una fusión que concedería un mayor poder al Gobierno francés sobre la empresa nipona.

Por su parte, el Ejecutivo japonés señaló la importancia de que ambas empresas "mantengan conversaciones hasta alcanzar un acuerdo que satisfaga a ambas partes", según dijo hoy en una rueda de prensa el ministro portavoz, Yoshihide Suga.

El Estado francés es el mayo0r 0accionista del grupo Renault, con el 15,01 % de los títulos, según el último informe anual de la empresa disponible, el del ejercicio de 2017.

Renault, además, es el mayor accionista de Nissan Motor, con el 43,4 % de los títulos y derecho a voto en la firma japonesa, mientras que la empresa con sede en Yokohama (sur de Tokio) tiene el 15 % de las participaciones en la francesa pero sin derecho a voto.

Las discusiones sobre la estructura de la alianza han salido a la luz después de la caída de Ghosn, quien además de máximo responsable de Nissan ejercía las mismas funciones en Renault y al frente del conglomerado formado por ambas empresas junto a Mitsubishi.

Ghosn está acusado por la fiscalía de Tokio de ocultar a las autoridades millonarias compensaciones pactadas con Nissan y de violar la confianza de la empresa por utilizar fondos de esa corporación para cubrir pérdidas personales en los mercados financieros.

Sustitución de Ghosn

El ministro francés de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, afirmó este lunes que esta semana se celebrará el consejo de administración de Renault que nombrará a la nueva dirección del fabricante automovilístico y formalizará la sustitución al frente de Carlos Ghosn, encarcelado en Japón.

"La prioridad ahora para Renault es la puesta en marcha de una nueva gobernanza estable y perenne", subrayó en un encuentro con la prensa Le Maire, que no citó explícitamente a Ghosn, detenido desde hace más de dos meses por acusaciones de ocultación de ingresos al fisco japonés como máximo dirigente de Nissan y malversación, entre otras irregularidades.

El ministro, que recordó que el Estado francés es el accionista de referencia de Renault (tiene un 15,01 % del capital y un 22 % de derechos de voto), señaló que el objetivo del nuevo equipo directivo será "consolidar la alianza" con el japonés Nissan, en el que tiene una participación del 43 %, y "garantizar el buen funcionamiento" del fabricante francés.

El pasado día 16, el titular de Finanzas instó a Renault a convocar una reunión del consejo para sustituir a Ghosn, con el argumento de que el mantenimiento en prisión provisional del todavía formalmente presidente Carlos Ghosn le impide ejercer en la práctica sus funciones.

Un día después, el grupo automovilístico francés dijo que sus órganos dirigentes trabajan "activamente" en esa cuestión y que su consejo decidirá cuando "se reúnan los elementos necesarios".

El nombre del actual "número uno" de Michelin, Jean-Dominique Senard, es el que más suena como futuro presidente de Renault, mientras que para el puesto de responsable ejecutivo se habla de Thierry Bolloré, que ya ejerce como tal como director general delegado provisional.