España cede después de 20 años el liderato europeo en vehículos industriales

Las fábricas españolas se vieron superadas por las francesas, que crecieron un 7,4%

MADRIDActualizado:

España lideraba el ránking europeo de fabricación de vehículos industriales ligeros desde 1999, un puesto que cedió el año pasado por el empuje de la industria francesa, que creció un 7,4% respecto a 2017, con lo que sumó 506.000 unidades ensambladas frente a las 496.671 fabricadas en territorio español, según se desprende de los datos publicados por la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA).

Esta pérdida de liderazgo de las factorías españolas responde al cambio de modelos que están llevando a cabo varias de las fábricas españolas. Las nuevas versiones y modelos que están entrando en las líneas de producción todavía no computan y han motivado una adaptación de las fábricas para adaptarlas a las particularidades de las versiones que verán la luz a lo largo de 2019. Por contra, este proceso de cambio lleva a una reducción de los modelos anteriores. Este periodo de transición ha provocado que modelos con mucha producción aun no hayan llegado a sus niveles máximos.

Este frenazo en España ha coincidido con el fuerte impulso que Francia está dando al sector del automóvil en los últimos meses. El Gobierno francés ha comprometido más de 2.000 millones de euros al sector de la automoción en su conjunto, con especial énfasis a la producción de vehículo eléctrico y alternativo, la instalación de puntos de recarga y la fabricación de baterías. De estos, 650 millones están destinados exclusivamente a proyectos de innovación. Este impulso se vertebra a través del Comité Estratégico del Sector de la Automoción entre el Gobierno y la industria, firmado el pasado 22 de mayo de 2018.

Históricamente, España ha sido un referente europeo en la producción de vehículos comerciales ligeros. Este tipo de vehículos se producen en 6 fábricas, cuatro de ellas fuertemente especializadas en estos modelos. De los ocho modelos que se están fabricando ya o entran en producción este año en las plantas, cinco cuentan con versión electrificada.

Anfac pide reformas

Reformas Desde la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), Noemí Navas, directora de comunicación, se le quita hierro al dato del año pasado porque «las perspectivas de cara a los próximos años son positivas, porque las factorías están en pleno lanzamiento de nuevos modelos que confiamos en que incrementarán la demanda de los vehículos industriales que se fabrican en España».

A pesar de que se confía en recuperar el liderato en los próximos años, Navas señala que «son muy necesarias reformas industriales que mejoren la competitividad de las fábricas en España y que permitan a las plantas realizar esta transición al vehículo cero y bajas emisiones de una manera ordenada y justa, con el menor impacto en la producción y el empleo».

La diferencia actual de producción respecto a Francia es de tan solo 10.329, una cifra que parece mínima, sobre todo si a finales de 2019 las factorías españolas tienen a pleno rendimiento los nuevos modelos implantados. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la industria española perderá una factoría en septiembre de este año, la de Nissan en Ávila. La fábrica abulense, después del verano, dejará de ensamblar la Nissan NT 400 Cabstar para dedicarse a ser una factoría de componentes.