Educación

Cuidado con la tablet o el smartphone en el cuarto de baño

Seis cosas que tus hijos deben saber sobre esta herramienta

Actualizado:

La relación de los menores con la webcam del ordenador no siempre es inofensiva, y puede conllevar más de un quebradero de cabeza. En la mayoría de los casos la webcam aparece ya integrada en los portátiles que permanecen todo el día presidiendo los escritorios de sus habitaciones. Guillermo Cánovas, presidente de la organización de protección del menor Protégeles, advierte de desde su blog Kids and Teens on line que «este pequeño agujerito en la parte superior del ordenador, que muchos aun no utilizan, puede convertirse en uno de sus mayores problemas…». Tanto es así, que en los talleres que realiza esta entidad en centros escolares, se encuentran en ocasiones con adolescentes que afirman utilizar la webcam como «herramienta de seguridad». «Cuando les preguntamos por esta cuestión, la respuesta suele ser la misma: "me permite chatear con alguien siendo consciente de que es quien dice ser. O al menos que es cómo dice ser… Si aparece un señor de 45 años diciendo que es una chica de mi edad lo veo enseguida"».

Pero para Cánovas, estos chicos «son unos inocentes…». «Con todos sus conocimientos de nativos digitales, muchos menores no saben que en internet circulan programillas que permiten grabar las imágenes obtenidas por la cámara y revertirlas en la conversación siguiente. Es decir: un señor de 45 años podría chatear con una niña de 13 años haciéndose pasar por un menor con su webcam estropeada. Podría grabar fácilmente las imágenes de la niña tecleando y saludando. Después repetiría la misma operación con un adolescente de 14 años, pero en esta ocasión le proyectaría el vídeo grabado anteriormente, de tal forma que este menor estaría viendo en su monitor a una niña de 13 años… Así es: lejos de ser una herramienta de seguridad, la webcam es una buena forma de engañar a alguien.

Denuncias, virus...

Pero la mayoría de las denuncias que reciben en Protégeles en relación al uso de esta herramienta no se producen por esta situación, sino por otra al menos tan preocupante: la activación de la webcam por remoto, desde otro ordenador y sin que el usuario lo sepa. «No nos cansamos de explicárselo a los adolescentes en los colegios: cuando abres un correo de un desconocido con un archivo adjunto, o cuando utilizas un programa de p2p para piratear música o películas, puedes estar descargándote al mismo tiempo un virus, un troyano que se autoinstala en tu ordenador y puede permitir a otra persona, desde otro ordenador de cualquier sitio del mundo, activar cuando lo desee tu cámara web sin que puedas detectarlo», adverte Cánovas.

Con el desembarco de los smartphones y las tablets con las cámaras incorporadas… llegaron también los virus adaptados a los nuevos dispositivos. Y los peores temores de Protégeles y su equipo se hiceron realidad. «Nos encontramos con que se producen las primeras denuncias de jóvenes grabados con la cámara de sus terminales móviles sin saberlo… en su dormitorio… en su cuarto de baño… mientras se cambian… mientras se duchan. Muchos y muchas adolescentes entran en el baño, colocan la tablet o el móvil sobre el lavabo y escuchan la música que se han descargado al mismo tiempo que se duchan o se asean. Y hacen todo esto con naturalidad, y sin riesgo en la mayoría de las ocasiones (no seamos paranoicos), pero no todos tienen la misma suerte», relata este experto. «Algunos ya se han descargado algo que no debían, tal vez una aplicación —app— en un sitio poco recomendable y fuera de los markets habituales… y están siendo grabados sin saberlo. Luego esas imágenes nos las estamos encontrando en internet. En ocasiones puede llegarles además un mensaje de alguien que dice haberles grabado, y cuyo objetivo es chantajearles para obtener nuevas imágenes más fuertes o verles en persona. Lo que surge después es un verdadero infierno», concluye.

Según datos del INE: el 30% de los niños/as españoles de 10 años de edad tiene un teléfono móvil. A los 12 años, casi el 70% dispone ya de este tipo de tecnología, y a los 14 nada menos que el 83%. Además, la inmensa mayoría de ellos utilizan dispositivos Android, y hay que recordar que el 97% de los virus que circulan infectando teléfonos móviles han sido creados precisamente para estos dispositivos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia