De izda a dcha, la gran duquesa María, la gran duquesa Olga y la gran duquesa Tatiana; sentados, la zarina Alejandra, el zar Nicolás II y la gran duquesa Anastasia y sentado a los pies el zarievich Alexei
De izda a dcha, la gran duquesa María, la gran duquesa Olga y la gran duquesa Tatiana; sentados, la zarina Alejandra, el zar Nicolás II y la gran duquesa Anastasia y sentado a los pies el zarievich Alexei - abc

Exhuman los restos del zar Nicolás II y su esposa en Rusia

La Iglesia Ortodoxa quiere confirmar la identidad de los restos de dos de sus hijos antes de enterrarlos junto al resto de la familia Romanov en la catedral de San Petersburgo

Actualizado:

Investigadores rusos han exhumado este miércoles los restos del último zar, Nicolás II, y su esposa Alejandra, ejecutados por los bolcheviques en 1918 y enterrados en la catedral de San Petersburgo. Según informa la cadena de televisión británica BBC, la Iglesia Ortodoxa Rusa quiere confirmar, mediante pruebas de ADN, los lazos de los miembros de la familia Romanov con otros familiares enterrados en otros puntos del país.

Nicolás II, su esposa Alejandra, sus cuatro hijas -las grandes duquesas Anastasia, María, Olga y Tatiana- y su hijo -el zarevich Alexei- fueron ejecutados en el sótano de una vivienda de la localidad de Ekaterimburgo junto a cuatro trabajadores de la Casa Real. Un pelotón de fusilamiento bolchevique los acribilló tras alinearnos como en una foto de familia, según los relatos de los testigos. Los que no murieron por las balas fueron rematados con bayoneta.

El caso de asesinato fue cerrado en 1998 después de que las pruebas de ADN confirmaran que los restos encontrados en una fosa común en los Urales en 1991 correspondían al último zar ruso.

Sin embargo, las pruebas no satisficieron a algunos miembros de la Iglesia Ortodoxa Rusa, ya que los restos de dos de ellos, Alexei y María, fueron localizados en 2007 en un lugar diferente en los Urales.

Rusia tiene planeado enterrar a Alexei y María junto al resto de la familia real en la Catedral de San Pedro y San Pablo de San Petersburgo, por lo que la Iglesia ha reclamado pruebas adicionales para confirmar sus identidades.

Nicolás II, su esposa y tres de sus hijas fueron enterradas en la catedral el 17 de julio de 1998, con motivo del 80 aniversario de su ejecución, y canonizados por la Iglesia Ortodoxa Rusa en el año 2000.

El reinado de los Romanov acabó con la Revolución Rusa, cuando intentando regresar a la capital fue interceptado el tren en el que viajaba, tras lo que se le apresó y se le obligó a abdicar.