Montaje expositivo de Sensorium, en la Casa del Lector de Matadero
Montaje expositivo de Sensorium, en la Casa del Lector de Matadero - ÁBC

«Sensorium»: cómo recorrer España con los cinco sentidos, sin salir de Madrid

Matadero acoge una exposición gastronómica interactiva que transporta al visitante a rincones y experiencias de todo el país

MadridActualizado:

El centro cultural Matadero de Madrid acogerá, desde este lunes al 15 de julio, una exposición dedicada a la gastronomía que invitará a recorrer España con los cinco sentidos. Además el exconcursante del programa de televisión MasterChef Carlos Maldonado dirigirá el taller «Gastronomía para los sentidos» en el que participarán personas con discapacidad el próximo martes.

El montaje expositivo, de estética «moderna y minimalista», consta de cinco secciones: Audivi, Odorem, Tange, Gustum y Visum. Cada una de ellas está ubicada en una sala distinta, en la que el visitante encontrará elementos de interacción que le transportarán mentalmente a multitud de rincones y experiencias. También, el miércoles 11, jueves 12 y viernes 13 se organizarán talleres especiales para niños a las 18.00 horas.

Según ha explicado Guía Repsol en un comunicado, esta es una exposición «inclusiva», porque el itinerario se ha adaptado para que puedan disfrutarlo también personas con discapacidades motoras y sensoriales. Guía Repsol es el impulsor de esta «innovadora» muestra, que sumerge a los visitantes en un juego interactivo en el que deberán utilizar sus facultades auditivas, táctiles, olfativas y visuales para emprender un viaje sin igual por distintos lugares y experiencias típicas de todo el país.

1De Granada a Lanzarote

Entre las diferentes actividades, los asistentes podrán ver desde el Parque Nacional de Timanfaya (Lanzarote), la Alhambra de Granada, las Fallas de Valencia o una tamborrada donostiarra. Esa es la idea central de 'Sensorium', una exposición efímera que podrá visitarse gratuitamente del 9 al 15 de julio en el Auditorio Casa del Lector del centro cultural Matadero de Madrid.

El reto consiste en dejarse guiar por la memoria gustativa, táctil, auditiva, olfativa y odorífera a través de un itinerario de 400 metros cuadrados. Al comenzar por la Sala Audivi, los visitantes se encontrarán una instalación con nubes que encierran sonidos familiares: unas campanadas de Nochevieja en la Puerta del Sol, una «mascletà», una migración masiva de aves en el Delta del Ebro, entre otros.

En la Sala Odorem, una serie de cajas con diferentes aromas, les trasladarán a lugares como un taller artesano de madera, un campo de lavandas en Brihuega o un pinar en Urbión. La Sala Tange está concebida para probar la destreza a la hora de discernir texturas. Esta instalación cuenta con varias cajas sorpresa, en cuyo interior habrá diversos objetos, como una piedra volcánica, la corteza de un roble o la hierba de los prados de Asturias.

Por otro lado, en la Sala Gustum se degustarán caramelos con los sabores más inesperados, como queso, vino y algún que otro objeto comestible. La última etapa del recorrido será la Sala Visum, donde los visitantes podrán vivir una «experiencia envolvente» en una habitación donde se invita a recorrer con los ojos un bosque, un paisaje con cascada o el fondo del mar.

Asimismo, habrá un exposición accesible para personas con discapacidades motoras y sensoriales denominada «Sensorium». Aquí, todo el espacio está adaptado para sillas de ruedas y cuenta con descripciones en braille y un servicio de guías acompañantes con lenguaje de signos para aquellos visitantes que lo requieran. El suelo estará cubierto con una superficie con relieve para facilitar el camino a las personas invidentes. Además, existe también la posibilidad de reservar una visita guiada adaptada a todas estas necesidades especiales.