Recreación de cómo podría ser la estación de Chamartín
Recreación de cómo podría ser la estación de Chamartín - ABC

La estación de Chamartín del futuro, a debate

El Ministerio de Fomento y Adif someten a consulta cómo debe ser el proyecto de transformación, con viajeros, colegios técnicos y profesionales como invitados

Actualizado:

¿Cómo ha de ser la estación de Chamartín del futuro? La complejísima pregunta, planteada ya a usuarios, colegios académicos y diferentes profesionales, será la primera piedra de la transformación de la terminal ferroviaria. El Ministerio de Fomento y Adif Alta Velocidad –empresa estatal gestora del espacio– han abierto un periodo de consulta pública, previa a la licitación del proyecto, para definir las líneas maestras de la actuación y las necesidades económicas y técnicas del plan. Con la premisa de impulsar a la superficie como el principal nodo de transportes del norte de la capital, seguirá adelante con independencia de la aprobación de la denominada como operación Chamartín, de nuevo en el aire.

La pretensión de Adif, según consta en la consulta, es convocar una suerte de debate multidisciplinar en el que participen los principales implicados y operadores en la obra. La puerta está abierta tanto al viajero habitual de la estación y del AVE, para conocer las principales demandas en este nivel, como a los colegios oficiales, que aportarán un análisis más técnico.

La convocatoria, ya en marcha y publicada en la Plataforma de Contratación del Sector Público, posee una justificación doble: profundizar en la solvencia técnica y económica del equipo a contratar posteriormente y conocer y valorar los últimos cambios en los modos de transporte urbano para adaptar la estación a su presencia, con atención al conocido como «carsharing» (vehículos compartidos), los patinetes o las bicicletas, entre otros.

Uno de los objetivos de Adif es conocer la solvencia económica y técnica del equipo a contratar

Así, habida cuenta de la enorme complejidad del proyecto, en el Ministerio de Fomento concluyen que serán necesarias varias contrataciones para definir el ámbito. Más allá de esta consulta, se debe elaborar un anteproyecto para diseñar la imagen final de la nueva estación de Chamartín –incluyendo los usos ferroviarios, terciarios o las zonas lucrativas y verdes, siempre en torno al concepto de estaciones inteligentes y sostenibles– y un estudio financiero. También un análisis sobre las fases para su desarrollo y, por último, la redacción del plan. «Los objetivos son informar de los planes de Adif a los interesados en la licitación y conocer su opinión sobre la forma de valorar los equipos que se presenten», explican en la empresa.

Interior de la estación de Chamartín
Interior de la estación de Chamartín - ABC

Participantes

Si bien no se trata de un debate al uso, con los implicados en torno a una mesa técnica, sí se habla de una recopilación de sugerencias e ideas, cuyas conclusiones se recopilarán en un informe que se adjuntará al expediente de contratación, sujeto a las mismas obligaciones de publicidad que el pliego.

En principio, los agentes invitados son los colegios oficiales de técnicos y profesionales relacionados con la realización de los previsibles trabajos; empresas de arquitectura, urbanismo, ingeniería y consultoría; viajeros, cicloturistas y asociaciones vecinales y de personas con discapacidad; empresas de servicios de transporte; operadores inmobiliarios, comerciales y agentes económicos del sector.

Las conclusiones de la consulta se adjuntarán en un informe al expediente de contratación

Novedades de transporte

Además de la justificación sobre la solvencia técnica y económica, con el detalle con los costes del equipo humano y los medios materiales, uno de los puntos mollares de la consulta es cómo encajar, y en qué términos, los espacios e instalaciones de transportes necesarios para una conexión óptima con el ferrocarril. En la primera estimación se incluyen autobuses urbanos, taxis, coches privados y compartidos, motos y bicis, patinetes eléctricos y otros medios en desarrollo.

Lo que se pretende con la participación de los agentes invitados es conocer la necesidades de cada uno, así como la atención a las novedades que presentan, los puntos de recarga y las condiciones de estacionamiento.

La transformación de Chamartín es uno de los proyectos capitales de Madrid, especialmente por su papel de eje central en la operación Chamartín, rebautizada como Madrid Nuevo Norte. Pese a que, salvo giro inesperado, el plan no se aprobará durante este mandato, la actuación en la terminal ferroviaria no se detiene. «Es una actuación independiente que se debe abordar sí o sí por las necesidad de renovar la estación y por el crecimiento de la alta velocidad», detallan fuentes de Adif. De hecho, ya se han abordado actuaciones en andenes y vías.