A la izqda., la maleta donde apareció el torso de Heidi; a la dcha., el lugar donde quemaron los implantes
A la izqda., la maleta donde apareció el torso de Heidi; a la dcha., el lugar donde quemaron los implantes - Telemadrid

Esta es la maleta en la que apareció descuartizada la novia del «rey del cachopo»

En la nave de Usera se ha encontrado también un cuchillo y una huella de César Román en un envase de sosa caústica

MADRIDActualizado:

El 13 de agosto, la Policía encontró el cuerpo descuartizado de una mujer en una nave de Usera. Estaba dentro de una maleta a la que habían intentado prender fuego para deshacerse de las pruebas. A la víctima le habían quitado los implantes mamarios para que no se pudiera seguir el rastro del número de serie y averiguar a quién pertenecían. Tres meses desupués, en noviembre, se averiguó que la asesinada era Heidi Paz Bulnes, la novia del por entonces huido «rey del cachopo».

A él se le detuvo en Zaragoza, donde había empezado una nueva vida con una falsa identidad. En ningún momento opuso resistencia y, desde el principio, se declaró inocente. Ahora se encuentra en prisión preventiva acusado del asesinato de su pareja.

La maleta en la que apareció el torso de Heidi es un objeto de color gris, de grandes dimensiones y con ruedas, tal y como ha adelantado Telemadrid. En la nave, los investigadores constataron también que se habían intentado quemar los implantes mamarios de la joven, de 25 años. Un testigo reveló que César Román, el «rey del cachopo», fue a la nave de Usera el 5 de agosto. El acusado en ningún momento, según su abogada, ha negado este punto, pero sí lo ha matizado en su declaración: no fue a la nave en la que se encontró a Heidi, sino al local contiguo. Entre ambos sitios no hay conexión por el interior. Además, niega haber llevado la maleta donde estaba el cuerpo de Heidi; reconoce que portaba una pequeña y, en este caso, de color azul, cargada de documentos.

Además, en el lugar del crimen se ha encontrado también un cuchillo de pequeñas dimensiones con el que es improbable que se realizase el descuartizamiento. Los investigadores han tomado 54 muestras y 18 huellas en la nave de Usera. Tal y como ha confirmado su abogada a Telemadrid, una de ellas –hallada en un bote de sosa cáustica– sí pertenece al «rey del cachopo». Según su testimonio, esto no le incrimina: «Es un material muy recurrente para limpiar las cocinas y desinfectar, por eso aparece su huella en él».

Cuchillo que se ha encontrado en la nave del «rey del cachopo»
Cuchillo que se ha encontrado en la nave del «rey del cachopo» - Telemadrid

César Román mantiene su inocencia, a pesar de los indicios que apuntan hacia él. En declaraciones a la Policía, el «rey del cachopo» ha dicho que una mañana se encontró con un grupo de personas que le amenazaron y le apuntaron con una pistola en el estómago. Según él, a Heidi también la habían advertido. Su abogada afirma que no denunció por miedo. Sabía quiénes eran, había quedado en alguna ocasión con ellos para comer. A pesar de ello, no ha dicho a la Policía de qué personas se trata, ya que, indica su abogada, el grupo de gente «tiene contacto con policías». Además, acumula deudas con los presuntos amenazadores.

César Roman y Heidi se conocieron cuando ella empezó a trabajar en uno de los restaurantes del empresario. Una noche, toda la plantilla salió de fiesta. En el lugar al que acudieron estaba la anterior pareja de la hondureña. El «rey del cachopo» afirma que el otro hombre se puso agresivo y él intermedió para defender a la hasta entonces su camarera. Así empezó su romance. En julio cortaron su relación, pero continuaron viéndose porque tenían «una relación sexual muy fuerte», ha declarado el detenido. A principios de agosto, Heidi le dice a Román que se va a Honduras con sus hijos –tenía dos pequeños en el país caribeño– para huir de las deudas. Afirma que no volvió a saber nada más de ella.