El WFP (ONU) de Canarias envía 11.500 toneladas de sorgo a Sudán del Sur

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

La base logística del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA o WFP, por sus siglas en inglés) en Canarias, con el respaldo de Cooperación Española (Aecid), ultima un envío de 11.500 toneladas de sorgo con destino a Yibuti y su posterior distribución en operaciones humanitarias en el este de África.

La presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, y el director corporativo de Puertos del Estado, Magec Montesdeoca, han visitado la operación de carga del sorgo en el buque MV Inchcap, buque con bandera de conveniencia de Islas Cook, fletado por WFP para la ocasión.

Se trata del primer envío de alimentos destinados al este de África que se realiza desde la base logística de WFP en Canarias. La visita ha contado con la presencia del presidente de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, Juan Cardona,

Ivelina Nunes, directora de la base logística de WFP en Las Palmas, explica que «on el envío de este sorgo la base de WFP en Las Palmas demuestra su capacidad para responder a las necesidades humanitarias más acuciantes allí donde se produzcan», afirma.

Se prevé que la mayor parte del cargamento de sorgo se distribuya entre la población más vulnerable de Sudán del Sur, donde WFP trabaja para facilitar alimentos a cinco millones de personas afectadas por el conflicto.

El MV Inchcap cargará en el Puerto de Las Palmas 6.500 toneladas de sorgo a granel y 5.000 toneladas de mercancía ensacada para facilitar su descarga en el puerto de destino. Una vez completada la operación de carga, que se prolongará durante varios días, el buque partirá rumbo a Yibuti.

La base logística de Las Palmas contribuye a las operaciones de WFP de respuesta a emergencias humanitarias mediante el preposicionamiento y transbordo de alimentos y otros suministros necesarios para el trabajo humanitario.

Las instalaciones de Las Palmas están integradas en un innovador sistema de gestión con el que WFP ha logrado reducir de 120 a 38 días el tiempo de entrega de alimentos, en su esfuerzo de mejora continua para salvar vidas. El Cabildo de Gran Canaria, por su parte, apoya la labor de la base mediante la cesión del uso de parte de las instalaciones.