Pedro Sánchez, esperando a la selección española de baloncesto en Moncloa
Pedro Sánchez, esperando a la selección española de baloncesto en Moncloa - EFE

Sánchez acude a Zarzuela con dos opciones para ser presidente y ninguna le gusta

El presidente no quiere ir a una investidura si no tiene garantizada una estabilidad que no se da

Así serán las elecciones generales del 10 de noviembre según las encuestas

Sesión de control, previa a la repetición de elecciones, en directo

MadridActualizado:

Pedro Sánchez acude hoy a la ronda de consultas del Rey con dos ofertas encima de su mesa para superar la investidura y ser presidente del Gobierno. Pero ninguna le convence. El movimiento ayer de Ciudadanos introdujo un elemento de ruptura en unas negociaciones que languidecían.

El presidente del Gobierno en funciones acude hoy a Zarzuela a las 18 horas. Para entonces habrán pasado ya por allí Pablo Iglesias (12.15), Albert Rivera (16.30) y Pablo Casado (17.15). Antes de que se produzcan esas tres visitas Sánchez tiene abiertas dos opciones, aunque ninguna es gratuita como él demanda.

Por un lado puede elegir el pacto con Iglesias, PNV y ERC. Ayer los integrantes de la coalición que estuvieron en el Congreso transmitieron que la decisión sigue siendo la misma: o coalición o se abstendrán. En el día de ayer se especuló con un movimiento adicional de Iglesias, pasando a votar sí para evitar un acuerdo del PSOE con la derecha. Pero no fue eso lo que transmitieron los portavoces de Unidas Podemos. Si Sánchez quiere ser presidente por este camino tendría que ceder ministerios.

La otra vía es la abierta ayer por Rivera. Pero no existen tampoco grandes posibilidades de que fructifique. Cs planteó ayer tras la reunión entre Albert Rivera y Pablo Casado una rectificación por escrito de Sánchez. El PSOE dice que ya cumple las condiciones. El punto más complejo es el referente a Navarra. Ciudadanos exige que el PSN cambie su alianza con Geroa Bai y con Bildu(vía abstención) por un pacto entre los socialistas navarros y Navarra Suma. Algo que en la tarde de ayer descartaban fuentes socialistas.

Ademas, en su comunicado de ayer los socialistas rechazaban el relato al respecto de Rivera: «En Navarra hoy hay un Gobierno constitucionalista, liderado por el PSOE, plenamente comprometido con la defensa de la Constitución y del régimen foral, del que no forma parte Bildu. No existe pacto alguno con el mencionado partido».

Las posiciones son por tanto muy distantes. Porque además el PP coincide en esas exigencias con Cs pero se mantiene en el no. ¿Podrían suscitarse una tercera opción? ¿Coincidiendo la anunciada abstención de Podemos con la de Ciudadanos? No parece probable. Porque Cs no regalará la abstención sin un cambio en Navarra. Y con ese cambio para atraer a Cs es poco probable que Podemos mantuviese su abstención.

Solo con apoyos

Desde el PSOE han venido insistiendo en que no querían someterse a una investidura sin acuerdos garantizados y que pudiera devenir en fallida. Y las opciones abiertas distan mucho de cumplir con esas premisas.

Hoy es el día clave. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha insistido esta mañana en que sólo quieren ir a la investidura con apoyos garantizados: «Si no hay garantías no hace falta ir a una ceremonia del fracaso», ha dicho en una entrevista en RNE.

PSOE y Unidas Podemos han transmitido estos días que no querían una investidura sin acuerdo. Los socialistas temían ese escenario porque tendrían difícil rechazarlo teniendo los votos. Siempre se ponía el foco en la estabilidad. Pero el movimiento de Rivera y los pasos de Iglesias la pasada semana han colocado a Sánchez en una situación diferente, en la que su relato electoral culpando al resto del bloqueo se veía debilitado. Algo que hace que desde el PSOE ya no se vea con tan malos ojos esa posibilidad de investidura gratis por parte de Iglesias: «Si nos apoyan, cómo vamos a rechazarlo. Gratuito es un termino que no favorece, pero lo que importa es un apoyo».