Otegui durante su entrevista en TVE - ABC

Diplomáticos arremeten contra Mateo por la entrevista al «terrorista convicto» Otegui

Piden un espacio similar para el embajador Rupérez, víctima de ETA en 1979

MadridActualizado:

La entrevista a Arnaldo Otegui en el programa «La noche en 24 horas» de TVE ha provocado la reacción de 62 embajadores y diplomáticos jubilados que exigen, en una carta enviada a la directora del ente público, Rosa María Mateo, «el mismo espacio y formato en sus pantallas» para que el embajador Javier Rupérez «pueda exponer al pueblo español su opinión sobre un terrorista al que un ex presidente del Gobierno ha calificado increíblemente de "hombre de paz"».

La petición de apoyo a Rupérez surge después de que el ex embajador en EE.UU. (2000-04) y ex diputado de PP (1986-2000) y UCD (1979-82) escribiera una carta en ABC, bajo el título «Esperando la llamada de Rosa María Mateo», en la que demandaba ese mismo espacio en la corporación pública «en aras de la neutralidad». El objetivo de Rupérez es compartir en TVE sus reflexiones «sobre Otegui y sus crímenes en el mismo espacio y formato que el terrorista tuvo en la corporación pública».

«Con estupor he contemplado la decisión de TVE de conceder un lugar privilegiado en su programación al terrorista Otegui. Con el mismo estupor he visto como los entrevistadores evitaban preguntarle sobre sus víctimas. Una de ellas, Gabriel Cisneros, logró apenas evitar ser secuestrado por Otegui a costa de ser tiroteado por el hoy líder de Bildu y ver su vida acortada como consecuencia de los disparos del asesino. Otra soy yo mismo, secuestrado por el entrevistado en 1979», manifestaba Rupérez en la misiva a este periódico publicada el 28 de junio en la sección Cartas al Director.

Carta a Rosa María Mateo

Los 62 embajadores y diplomáticos jubilados que muestran su desacuerdo con la entrevista a Otegui –«nos ha sorprendido desagradablemente»– explican que el ahora líder de EH Bildu es «un delincuente y terrorista convicto que intentó matar al diputado Gabriel Cisneros –al que le pegó un tiro– y secuestró al diputado Javier Rupérez. Otegui no se ha arrepentido de su actividad terrorista, no ha condenado los crímenes de ETA y se cree con derecho a infligir un cierto grado de dolor a los ciudadanos del País Vasco y del resto de España».

También denuncian «el proceder sectario de la Televisión» que dirige Rosa María Matero. Entre los firmantes en apoyo a Rupérez se encuentran José Antonio de Yturriaga (que encabeza la misiva), el exministro de Exteriores Marcelino Oreja, José de Carvajal, Inocencio Arias, Juan Manuel de Barandica, Raimundo Bassols, Ignacio Camuñas, Melitón Cardona, Juan González-Cebrián, Juan Leña, Ramón de Miguel, Antonio Oyarzábal, Juan Prat o el marqués de Tamarón.

La emisión de la entrevista al líder de EH Bildu, en un momento en que su partido es clave para que el PSN pueda alcanzar la Presidencia del Gobierno autonómico de Navarra, también fue criticada por asociaciones de víctimas del terrorismo y por partidos políticos como PP, Ciudadanos y Vox.

La portavoz de Covite en el País Vasco, Ana Aizpiri, manifestó ayer que en base al código deontológico de la cadena pública TVE sobre las cuestiones relativas a la violencia terrorista y «al efecto más dañino que generó que fueron las víctimas mortales, que ya no pueden hablar», el coordinador de EH Bildu no debería haber sido entrevistado. El hermano de Aizpiri fue asesinado por ETA en 1988.

A través de su cuenta oficial de Twitter, los «populares» difundieron el día de su emisión un vídeo en el que aseguraron que, con la entrevista a Otegui, el ente público intenta «blanquear» al líder de la formación abertzale.

1,5 por ciento de audiencia

El periodista de TVE Marc Sala justificó la entrevista por el hecho de que en ese mismo espacio de «La noche en 24 horas» habían pasado representantes de todos los partidos con representación parlamentaria. El líder de la formación heredera de Batasuna tuvo una audiencia media de 223.000 espectadores (1,5 por ciento de cuota de pantalla en ese momento).