Pablo Casado saluda a Manfred Weber - EFE/Vídeo: EuropaPress

Casado pide al Gobierno que desautorice a la Abogacía por avalar que Junqueras sea eurodiputado

«Espero que el "no te preocupes" de Sánchez no signifique que Junqueras podía recoger su acta. Los preocupados seríamos nosotros»

MadridActualizado:

El presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que deje muy claro que rechaza el apoyo de la Abogacía del Estado a que el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, puedan acreditarse como europarlamentarios.

El líder del PP, que se encuentra este miércoles en San Sebastián, ha advertido de que «el nacionalismo xenófobo y excluyente» no debe afectar «a las instituciones españolas ni europeas».

Casado participa hoy en el Kursaal de San Sebastián en la reunión de trabajo el Partido Popular Europeo, en la que unos 500 cargos comunitarios analizan los resultados de las últimas elecciones europeas del 26-M y debaten sus líneas programáticas para la próxima legislatura europea.

En declaraciones a los medios de comunicación, el Casado, anfitrión en esta cita del Partido Popular Europeo, se ha referido al hecho de que la Abogacía del Estado, contra la opinión de la Fiscalía, respalde la petición de Junqueras de salir de prisión la próxima semana para recoger el acta de eurodiputado, lo que permitiría al exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña adquirir la inmunidad correspondiente una vez constituida la Eurocámara.

«Espero que el Gobierno de España deje muy claro que su posición es contraria a esa opinión de la Abogacía del Estado. Dicho de otra forma, espero que "el no te preocupes" que dijo Pedro Sánchez al Oriol Junqueras no fuera que la Abogacía del Estado iba a considerar oportuno que sí pudiera adquirir la condición de diputado europeo. Los preocupados seríamos nosotros, que no queremos que los nacionalismos excluyentes y xenófobos afecten a las instituciones europeas», explicado.

El presidente del PP ha subrayado que el nacionalismo excluyente no es solo un problema español, sino internacional, y por tanto preocupa a todas las instituciones europeas, porque se puede propagar rápidamente a otros países.

En ese sentido, el líder de los populares ha asegurado que, si existe «cualquier contemporización con el independentismo catalán, también Francia, Rumanía, Italia o Alemania, tendrán problemas» con los partidos que «piden mayores cotas de independencia en algunas regiones».

Por eso, Casado ha insistido en que «sería bueno que el Gobierno se posicionara claramente en contra de que Junqueras y Puigdemont adquieran la condición de diputados», ha insistido.