ATLAS
EN VÍDEO

¿Por qué Sus Señorías no pagan los viajes?

Los reglamentos de las dos Cámaras recogen que los parlamentarios no tienen que cubrir los gastos de sus viajes de ámbito nacional ni justificar los motivos

Actualizado:

En tren en barco o en avión. Los parlamentarios españoles no pagan billete en territorio nacional, ni tienen que justificar el motivo del viaje, pagado con fondos públicos. Así lo dice el reglamento de ambas Cámaras, en el que no se piden explicaciones ni se ofrece un presupuesto público asignado a esta cuestión.

El Reglamento del Senado reza en su artículo 24.1: «Dentro del territorio nacional, los Senadores tendrán derecho a pase de libre circulación en los medios de transporte colectivo que determine la Mesa del Senado o al pago, en su caso, con cargo al Presupuesto de la Cámara, de los gastos de viaje realizados de acuerdo con las normas que la Mesa en cada momento establezca».

Esta información es reservada y la Cámara Alta no informa ni del gasto anual total por este concepto, como tampoco da a conocer otros capítulos de sus presupuestos salvo las grandes partidas generales.

En el Congreso, tres cuartos de lo mismo. El régimen económico y ayudas de los Señores Diputados recoge, en el capítulo dedicado a indemnizaciones, un apartado de transportes en el que se indica lo siguiente: «El Congreso de los Diputados cubre los gastos de transporte en medio público (avión, tren, automóvil o barco) de los Diputados. Se trata de un reembolso de gasto, es decir, no se facilita una cantidad al parlamentario, sino que se le abona directamente el billete a la empresa transportista. Excepción hecha, claro está, del uso del propio automóvil, en cuyo caso y previa justificación, se abona 0,25 € por kilómetro.

Además, «la Cámara facilita a cada Diputado que no dispone de vehículo oficial una tarjeta personalizada que permite abonar el servicio de taxi en la ciudad de Madrid. La disponibilidad de dicha tarjeta tiene un límite anual de 3000 euros». Libre y gratis, dando por hecho que se trata siempre deviajes profesionales. Además, los diputados que lo deseen pueden volar en «bussines» a precio de turista gracias al concierto económico con Iberia.