El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, durante el debate de RTVE - EFE

Debate electoral TVEPablo Iglesias advierte de un posible pacto entre PSOE y Ciudadanos para revertir la fuga de votos

El líder de Unidas Podemos defendió su entrada en un futuro Gobierno del PSOE porque necesitarán su ayuda

Horario y dónde ver el debate electoral de Atresmedia

En directo, resultados, participación y ganadores de las elecciones generales 2019

MadridActualizado:

En un tono muy sosegado arrancó ayer el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, su minuto inicial en el debate electoral de RTVE. Luego, poco a poco, se encendió. La incógnita era cómo iba a enfocar el candidato morado el encuentro: si apoyando a Pedro Sánchez o diferenciándose de él. Y nada más empezar despejó la equis lanzándo el primero de los aguijones que tenía guardados para el candidato socialista.

«Subimos el salario mínimo a 900 euros porque nos costó Dios y ayuda, señor Sánchez», espetó el líder de Podemos, en referencia al pacto presupuestario que ambos rubricaron en octubre, cuando el cadidato socialista presumió de la medida aprobada. «En honor a la verdad diga que si no es por Unidas Podemos no lo hacen», continuó. La formación fía la recta final de la campaña para remontar los peores resultados históricos, según las encuestas. El líder de Unidas Podemos buscó ayer distinguirse de un PSOE que les penaliza duramente en las encuestas y reforzar así su espacio político.

Como lleva haciendo durante toda la campaña electoral, Iglesias advirtió a los votantes sobre un posible pacto entre PSOE y Cs que acabaría configurando «un Gobierno de derechas incapaz de afrontar los retos que tiene este país». Esta es la idea fuerza que agitan con intensidad desde el partido para convencer a los votantes indecisos entre el PSOE y Podemos.

Y por eso dos veces, y con insistencia, interpeló Iglesias a Sánchez sobre una posible reedicción de la alianza de 2016: «Me gustaría que usted aclarara de una vez si estaría dispuesto a formar un Gobierno con Ciudadanos». El candidato-presidente sin embargo no respondió en ninguna de las ocasiones. «Te he preguntado, Pedro, hasta dos veces. El silencio es elocuente, hay muchos electores de izquierdas que toman nota», dió por zanjado Iglesias el tema. Además, cuestionó que con Sánchez en La Moncloa se hayan acabado las «cloacas del Estado».

Entrar en La Moncloa

Pese a los golpes, en el último bloque dedicado a los pactos que pueden surgir tras el 28-A, Iglesias defendió su entrada en un Gobierno del PSOE: «Estamos dispuestos a trabajar ese Gobierno, ojalá el Partido Socialista descartara de una vez por todas a Ciudadanos como socio de gobierno».

Una vez manifiesta la baza contra el socialista, el candidato morado arremetió contra Pablo Casado y Albert Rivera empuñando la Constitución –que no soltó durante los 100 minutos del encuentro–. «Solo hablan de Constitución para hablar del 155 y no de los artículos que hablan de empleo digno, de justicia y de pensiones y que no se cumplen».

Durante el bloque temático dedicado a la Política Territorial, el líder de Podemos esquivó entrar en la disputa sobre si Sánchez va a conceder o no el indulto a los líderes del «procés» porque, dijo, aun no hay sentencia. «Hacen falta menos insultos», expresó. Eso sí defendió que España es plurinacional. Con un alto porcentaje de votantes indecisos, determinantes en estos últimos días, Iglesias utilizó su minuto final para pedir a la gente «una oportunidad».