El ministro de Economía Luis de Guindos - IGNACIO GIL
Se crearán dos millones de empleos en cuatro años

El Gobierno prevé que el paro baje al 11,2% en 2020

El Ejecutivo mejora dos décimas sus previsiones de crecimiento al 2,7% este año y revisa al alza el de los próximos ejercicios

MADRIDActualizado:

La economía avanza con mayor velocidad que las previsiones. El Gobierno ha aprobado esta mañana en Consejo de Ministros su tercer cuadro macroeconómico desde diciembre en el que ha vuelto a mejorar sus estimaciones de actividad. El Ejecutivo revisa al alza su previsión de crecimiento en dos décimas al 2,7% para este año y en una la de 2018, al 2,5%. Sumado con el crecimiento de 2019 y 2020 –un 2,4% en ambos casos–, de media el PIB avanzará un 2,5% anual en los cuatro próximos ejercicios según los nuevos pronósticos del Gobierno, que incluye el Programa de Estabilidad que remitirá a Bruselas antes del lunes.

La revisión del Ejecutivo se produce a rebufo de la que han hecho los principales organismos, encabezados por el Banco de España (que prevé un 2,8% de crecimiento este año) o el BBVA Research (3%). Con estas cifras sobre la mesa, las nuevas estimaciones del Ejecutivo son «muy cautas» en palabras del ministro de Economía, Luis de Guindos en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Junto a la mejora de las estimaciones de la actividad, el empleo también continuará la tendencia al alza dentro de tres años a ojos del Ejecutivo. El paro bajará al 11,2% en el cuarto trimestre de 2020 según la hoja de ruta del Gobierno, de forma que en 2019 se alcanzarán los veinte millones de empleos, barrera equivalente al nivel de ocupados que había antes del estallido de la crisis. El paro bajará del 18,75% en el que cerró en el primer trimestre de 2017 al 16,6% este año. En definitiva, estas nuevas previsiones recogen la creación de 1,996 millones de empleos entre 2017 y 2020 y la bajada del número de parados en 1,662 millones de personas.

Cuadro macroeconómico del Programa de Estabilidad
Cuadro macroeconómico del Programa de Estabilidad

Este mayor vigor de la actividad se basa en una aportación creciente de las exportaciones, ante el favorable arranque en 2017. Solo este año crecerán un 5,5% más, cuatro décimas por encima de la previsión que presentó hace un mes el Ministerio de Economía. El Gobierno también pronostica que la demanda nacional avanzará un 2,2% en 2017, una décima más que en las últimas estimaciones, por la mejora de la inversión empresarial.

La deuda privada caerá al 135,7% del PIB en 2020

Ello arroja, ha explicado De Guindos, un crecimiento más sostenible frente a los excesos que acumuló España antes de la crisis. El Programa de Estabilidad que escudriñará Bruselas, también contiene que la balanza por cuenta corriente registre hasta 2020 superávit próximos al 2% del PIB.

El Ministerio de Economía prevé que la economía española genere en los próximos cuatro años una capacidad de financiación de 90.000 millones de euros, lo que permitirá seguir reduciendo el saldo deudor de la posición neta de inversión internacional. Ello permitirá aliviar también la situación financiera de familias y hogares, que reducirán su deuda del 166,1% de 2016 al 158% en 2017 para acabar 2020 en el 135,7% del PIB.

2020: sin déficit pero con una deuda del 92,5%

La senda fiscal también recoge modificaciones. Como ha detallado el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en 2020 se conseguirá déficit cero, aunque las estimaciones no lo reflejen e incluyan un déficit del 0,5% del PIB de la Seguridad Social. «Esto no son previsiones del Gobierno, son compromisos ante Bruselas», ha aclarado para añadir que varias administraciones, como las comunidades autónomas o las entidades locales, recogen una previsión de déficit cero para 2020 pero que tendrán superávit. Ello permitirá absorber el déficit de la única administración que seguirá en números rojos en 2020, la Seguridad Social.

Imagen de la senda fiscal prevista por el Gobierno
Imagen de la senda fiscal prevista por el Gobierno

Esta mejora de los números del sector público se traducirán en una reducción más acentuada de la deuda pública, que en 2016 cerró en el 99,4% del PIB. Hacienda augura que el pasivo de las administraciones bajará al 92,5% en 2020. Esta intensa reducción se explica porque dicho año será el primero sin déficit, lo que permitirá acelerar el desapalancamiento.

0,7 puntos de crecimiento por la reforma fiscal

Montoro también ahondó en el mayor impacto de lo estimado de la reforma fiscal, lo que complicó en 2015 y 2016 el cumplimiento del objetivo de déficit comprometido con Bruselas. La rebaja del IRPF y Sociedades iba a tener un efecto negativo sobre las arcas públicas de 9.000 millones en un principio, cifra que Hacienda revisó hace unos meses el Ejecutivo a 11.300 millones para después volver a subirlo a 12.300 millones.

Donde la rebaja de impuestos seguirá teniendo peso es en la actividad. La inercia de la reforma fiscal insuflará un 0,7% de crecimiento este año, según las previsiones del Ministerio de Hacienda, después de haberlo hecho un 0,34% en 2015 y un 0,57% en 2016. El ministro Cristóbal Montoro insistió en que el Gobierno rebajará la tributación a las clases medias en cuanto sea posible.