La banca española vuelve a ser el primer inversor en deuda del país

La banca española vuelve a ser el primer inversor en deuda del país

Los extranjeros retiraron casi 90.000 millones de euros del Tesoro desde enero

madrid Actualizado:

Italia afronta esta crisis de la deuda con una ventaja sobre nuestro país. Su deuda pública está principalmente en manos de los propios italianos. De sus bancos, de sus compañías de seguros y de sus fondos de pensiones. Eso vuelve a ser así también en España. Las entidades financieras del país se convirtieron el pasado mes de agosto en el principal inversor en deuda soberana española, con 195.203 millones de euros en sus manos, el 34,07% de los títulos, según los datos del Tesoro público. Mientras tanto, los inversores extranjeros han reducido su exposición al Reino de España hasta 191.836 millones, el 33,94% del total. Esta situación no se daba desde 2003.

Buena parte de este fenómeno se explica por la desconfianza de los mercados hacia nuestro país. En los primeros ocho meses de año los inversores extranjeros han recortado en 89.603 millones sus compras de títulos españoles, un 31,8% menos que al cierre de 2011. Y es la segunda vez consecutiva desde el inicio de la crisis que la deuda en manos foráneas cae por debajo de los 200.000 millones.

En ese mismo periodo, la banca española ha incrementado sus compras de deuda del país en 100.825 millones de euros, un 106,84%. Así, son los bancos nacionales, ante la huida de los inversores extranjeros, los que están sosteniendo las subastas del Tesoro.

En ese renovado interés de las entidades financieras del país por los títulos españoles han tenido mucho que ver las subastas extraordinarias de liquidez del Banco Central Europeo (BCE), celebradas en diciembre de 2011 y febrero de este año. Las entidades tomaban en Fráncfort dinero pagando un interés del 1% y lo invertían en títulos soberanos que les garantizaban una rentabilidad del 6%, por ejemplo. Eso elevó entre diciembre y enero las compras en 24.721 millones de euros y en 28.337 entre febrero y marzo, tras la última subasta.

Y aunque no han hecho compras masivas, las aseguradoras españolas, otro de los principales inversores en deuda del país, han mantenido su confianza en el Tesoro. El pasado mes de agosto acumulaban 35.698 millones de euros en deuda, un 0,6% menos que en julio pero un 16% más que antes. Y de igual modo los fondos de pensiones del país han elevado un 6,6% en un año, hasta 17.896, su inversión.

Cae la prima de riesgo

Mañana mismo el Tesoro intentará captar entre 3.000 y 4.000 millones en bonos y obligaciones, en la primera subasta tras conocer los Presupuestos del Estado para el próximo año y el déficit de capital de la banca española. Y mientras, la prima de riesgo española caída ayer más de un 3%para colocarse en los 429 puntos básicos. Los mercados siguen descontando que España pedirá ayuda a Europa y que el BCE acabarça comprando deuda española, pese a las reticencias de Alemania.