El presidente de Coca-Cola asegura que el ERE tiene «sentido empresarial»
Una concentración de trabajadores de Coca-Cola en en la Plaza de España de Palma - EFE

El presidente de Coca-Cola asegura que el ERE tiene «sentido empresarial»

Marcos De Quinto afirma que «personalmente» le duele que haya despidos y defiende que la empresa va a hacer «las cosas con generosidad»

Actualizado:

El presidente de Coca Cola en España, Marcos de Quinto, ha afirmado este martes que el expediente de regulación de empleo (ERE) presentado por la embotelladora única de Coca Cola (Iberian Partners), donde su compañía «no tiene capital ni interés», así como el cierre de cuatro plantas en España tiene «sentido empresarial», aunque «desgraciadamente» también tiene un impacto laboral que «a nadie gusta».

En declaraciones a los periodistas, De Quinto ha explicado que las siete embotelladoras en España han procedido a fusionarse para «poder expandirse fuera de España» y «esto trae duplicidades». En este sentido, ha detallado que Coca Cola Enterprises, con sede en Estados Unidos, distribuye a Francia, Inglaterra, Bélgica, Holanda y los países escandinavos. De esta manera, ha apuntado que se conseguirá que la embotelladora española, fruto de la fusión de las siete, «no sean asimilada por otra mayor».

De Quinto, que ha asegurado que «personalmente» le duele que haya despidos, se ha mostrado convencido de que la embotelladora española va a hacer «las cosas con generosidad y minimizando el impacto de la necesaria fusión». «Si en vez de cerrar la embotelladora cuatro plantas lo hiciera una empresa de capital riesgo, se quedarían a lo mejor con cuatro de 16», ha subrayado el presidente de Coca Cola España, quien ha afirmado que la embotelladora «no está utilizando la legislación para aprovecharse». Ante las críticas sobre este proceso, ha señalado que «lo que es válido para las entidades financieras también es un sistema válido para las embotelladoras de Coca Cola». Por último, ha deseado que «cuanto antes los trabajadores y la embotelladora alcancen un acuerdo que satisfaga a las partes y que no se alargue mucho». Así, ha marcado de plazo unos 18 meses para que se vuelva a generar empleo.