Spotify declara la guerra a Apple con una demanda ante la Comisión Europea

La plataforma de streaming acusa a la multinacional estadounidense de «prácticas anticompetitivas»

Actualizado:

Hasta ahora era solo un rumor que corría por la industria musical digital, pero la guerra entre Spotify y Apple ya es una realidad. La plataforma sueca de música en streaming ha anunciado que demandará a la multinacional fundada por Steve Jobs ante la Comisión Europea, por la presunta imposición de restricciones que favorecerían al fabricante de iPhone. Según Spotify, Apple habría introducido normas en la App Store que limitan el poder de elección, favoreciendo intencionadamente a su propia plataforma de música.

Apple compite con otras plataformas de streaming a través de sus propios servicios, pero según el comunicado de Spotify, lo hace «limitando intencionadamente las posibilidades de elección, actuando como jugador y árbitro para perjudicar deliberadamente a otros desarrolladores de aplicaciones». De esta forma, Apple puede obligar a Spotify y otros servicios digitales a pagar un 30% de recargo sobre las compras realizadas a través de su sistema de pagos, incluyendo los que son necesarios para suscribirse a su servicio premium. «El pago de esta tasa nos obligaría a inflar artificialmente el precio de la suscripción premium muy por encima del precio de Apple Music. Y para mantener nuestro precio competitivo para nuestros clientes, eso no es algo que podemos hacer», explica Daniel Ek, consejero delegado de Spotify, que también ha señalado que Apple no cobra este 30% a las compras realizadas desde aplicaciones con las que no compite en otros sectores, como Uber o Deliveroo.

Desde Spotify aseguran que la compañía fue presionada para utilizar el sistema de compras mencionado en 2014, lo que les obligó a subir el precio del servicio premium desde 9,99 a 12,99 euros, casualmente en el mismo momento en que se lanzó Apple Music con suscripciones a 9,99 uros.

En respuesta a esta situación, Spotify dejó de usar el sistema de Apple, con el consiguiente perjuicio para los suscriptores que escuchaban música a través de un iPhone, ya que solo podían actualizar su suscripción a través del ordenador. Esto provocó que otras funcionalidades, como el reconocedor de voz Siri o el HomePo (el altavoz inteligente de Apple) dejaran de funcionar con la aplicación de Spotify instalada en iPhones. Además, Spotify acusa a Apple de enviar notificaciones promocionales sobre su servicio de streaming musical que el resto de competidores tiene prohibido lanzar.

En una conferencia de prensa, Daniel Ek ha asegurado que la compañía ha intentado resolver este problema directamente con Apple sin éxito, y por eso ahora piden «a la Comisión Europea que tome las acciones necesarias para asegurar la libre competencia», incide el cofundador de Spotify.