Las redes de hilos caracterizan la obra de Shiota
Las redes de hilos caracterizan la obra de Shiota
ARTE

Chiharu Shiota y los hilos del recuerdo

La artista japonesa monta en la galería Nieves Fernández un nuevo entramado de tejido para evocar memoria y descubrimiento

Actualizado:

Tras su primera presentación en 2014 en esta misma galería, con la muestra Tierra y sangre, llega de nuevo a Madrid la artista japonesa Chiharu Shiota (Osaka, 1972), una de las más relevantes del momento. Su itinerario creativo comenzó en los años noventa, pero pronto se desplazó a Alemania. Allí estudió con Marina Abramovic en Hamburgo, y en 1997 se instaló en Berlín, donde ha seguido residiendo hasta hoy. En esta ciudad estudió con Rebecca Horn. Todos estos datos son relevantes, porque la obra de Chiharu Shiota está caracterizada por una tonalidad femenina, y junto a las dos artistas ya mencionadas para ella son también referenciales Louise Bourgeois y Ana Mendieta.

Su forma expresiva es la instalación, pero siempre con un trasfondo en el que resuenan los ecos de la performance y el arte del cuerpo. Shiota crea ambientes con entramados de hilos de lana, negros o rojos, que entrelazan objetos evocadores: instrumentos de música, vestidos de muñecas, zapatos, sillas, ventanas rotas, camas, cartas, llaves… Entramados de hilos concebidos como una prolongación de su propio cuerpo ausente, ya que como ella misma indica, «duermo dentro de las instalaciones para completarlas».

Esos hilos, que tienen una analogía evidente con la tela de la araña (Louise Bourgeois), son en sí mismos una evocación de los que tejen las relaciones interpersonales. Shiota los considera un espejo de los sentimientos: «Están tejidos entre sí. Se enredan. Se desgarran. Se desatan». Y con ello nos traen, en definitiva, una reverberación del tejido de la vida, de la trama de la memoria. Shiota representó a Japón en la Bienal de Venecia de 2015 con una hermosísima e intensa instalación, La llave en la mano. Sobre ella, dijo: «Las llaves son objetos familiares y de valor que protegen personas y espacios importantes en nuestras vidas. Nos inspiran también a abrir la puerta de mundos desconocidos».

Y a esa fluctuación, entre la memoria y el descubrimiento, nos lleva la impresionante instalación que se presenta en esta muestra, Recuerda a…, construida con un entramado de hilos de lana rojos de los que cuelgan cepillos de madera, sin mangos ni soportes, que le dieron en un taller de Suiza que tuvo que cerrar tras 136 años. Instalación que se complementa con cinco piezas escultóricas de pequeño formato y un cuadro, cuatro de las esculturas y el cuadro construidos con un entramado de hilos de lana y objetos. Chiharu Shiota: la vida es un tejido, recuperemos los hilos del recuerdo.