Primera de las 15 lonas que se van a desplegar en la fachada del edificio de Villanueva, sede del Prado
Primera de las 15 lonas que se van a desplegar en la fachada del edificio de Villanueva, sede del Prado - JAIME GARCÍA

El Prado viste de Prada en su bicentenario

La pinacoteca cubre sus fachadas de Villanueva con detalles a gran escala de pliegues de los paños incluidos en nueve pinturas de grandes maestros de su colección

MadridActualizado:

En su bicentenario, el Museo del Prado ha tenido que «hacer de la necesidad virtud», en palabras de su director, Miguel Falomir. Tras un rutinario chequeo a la fachada de Villanueva, se apreció este año que había peligro de desprendimiento en algunas de las partes de granito más ligeras. Por seguridad, se decidió acometer las obras sin demora y todo el perímetro del histórico edificio fue cubierto por andamios. No quedaba otra, había que resignarse a ver la fachada cubierta de andamios durante todo el año de la celebración del bicentenario: desde el próximo lunes hasta el 19 de noviembre de 2019, fecha de la efeméride.

Se pensó entonces en buscar una solución imaginativa que no fuera cubrirla con reproducciones de sus obras maestras. Finalmente, Mikel Garay, director artístico de Prado Difusión, dio con el diseño del proyecto adecuado: vestir el Prado con detalles a gran escala de pliegues de los paños incluidos en nueve pinturas de grandes maestros de su colección.

Los tres fragmentos del «Descendimiento» de Van der Weyden, que serán instalados el próximo lunes en la fachada norte (puerta de Goya)
Los tres fragmentos del «Descendimiento» de Van der Weyden, que serán instalados el próximo lunes en la fachada norte (puerta de Goya) - MUSEO DEL PRADO

Obras seleccionadas

Las nueve obras seleccionadas son: «La disputa con los doctores en el Templo» de Veronés, «La Coronación de la Virgen» de Velázquez, «La Trinidad» del Greco y «San Andrés» de Rubens, que decorarán la fachada oeste (puerta de Velázquez); «La Virgen con el Niño entre San Mateo y un ángel» de Andrea del Sarto, «Magdalena penitente» de Ribera y «La siesta» de Alma Tadema, que vestirán la fachada este y «Cristo abrazando a San Bernardo» de Ribalta, que engalanará la fachada sur (puerta de Murillo). La fachada norte (puerta de Goya) no se descubrirá hasta el próximo lunes, cuando los Reyes inauguren la exposición conmemorativa del bicentenario. Todo apunta a que serán las espléndidas telas que lucen la Virgen, San Juan Evangelista y María Magdalena en «El Descendimiento» de Van der Weyden las que luzcan allí. «Se cumple así uno de los compromisos del Prado -advierte su director-: sacar sus obras a la calle». Se valoraron, aunque finalmente quedaron descartados, otros cuadros, como «Pentecostés» y «La Adoración de los Reyes Magos», ambos de Maíno, y «El Cardenal», de Rafael.

En total, son quince las lonas que cubrirán durante más de un año los centenarios muros del Prado: más de 11.000 metros cuadrados de PVC microperforado (el anterior récord ronda los 4.000), cuyo peso total es de 5.500 kilos. La lona más grande del proyecto es de 50,3 por 24 centímetros: el fragmento de una maravillosa tela roja pintada por Ribera en su «Magdalena». El proyecto cuenta con el patrocinio de El Corte Inglés. Su director de Comunicación y Relaciones Institucionales, José Luis González-Besada, subraya que «encaja como un guante en este empresa experta en moda, que ha tenido un histórico compromiso con la cultura». Ha contado en campañas publicitarias con personajes muy conocidos como George Clooney, Naomi Campbell o la Selección Española de Fútbol. En la de este año su imagen es Antonio Banderas, al que ahora se suma el Museo del Prado. «Vestir el Prado es un sueño, un reto, un desafío, una oportunidad única para El Corte Inglés».

Dice Carlos Chaguaceda, director de Comunicación de la pinacoteca, que «había que hacer algo que no se hubiera hecho antes. Este es un proyecto único para una ocasión única».