Imagen de los recibos con la rúbrica de Doménicos Teotocópuli
Imagen de los recibos con la rúbrica de Doménicos Teotocópuli - efe

Aparecen los justificantes que El Greco recibió como pago por el «expolio»

Firmados por el pintor, se conservan en el Archivo de la Catedral de Toledo, junto con documentos sobre el pleito que tuvo con el cabildo

Actualizado:

A dos días de que finalice el año de conmemoración del cuarto centenario de la muerte del Greco, el Archivo de la Catedral de Toledo ha dado a conocer dos recibos firmados por el pintor cretense que recogen cantidades de dinero que recibió por la pintura y el retablo de 'El Expolio'.

En los dos documentos puede apreciarse la delicada caligrafía de Doménico Theotocópuli e históricamente tienen "más peso" que cualquier otro apunte contable que se conociera porque en ellos ha intervenido directamente la mano del artista, según explica en una entrevista con Efe el técnico del Archivo y Biblioteca de la Catedral de Toledo, Isidoro Castañeda.

La relación entre el Greco y la Catedral de Toledo fue «tumultuosa» y, aunque la previsión era que fuese duradera finalmente se limitó al encargo de «El Expolio», una de las obras cumbres del pintor que está ubicada en la restaurada Sacristía del templo primado.

Hasta ahora, la información que conocían los historiadores del arte sobre este trabajo se conservaba en los denominados libros de Obra y Fábrica de la Catedral de Toledo: una serie de apuntes de pagos realizados que se extienden entre 1577 y 1586.

Sin embargo, en estos no aparece el autógrafo del pintor cretense, ya que son documentos «en limpio».

Donde sí está la firma de Doménico Theotocópuli es en los dos documentos individuales que han salido a la luz este año y que, según explica Casteñada, son recibís, o sea copias en sucio que forman parte de los legajos del fondo de Obra y Fábrica.

El primero está fechado el día 3 de noviembre de 1578 y recoge el cobro por parte del pintor de 12.600 maravedíes, que se vendrían a sumar a los 400 reales cobrados por adelantado a cuenta del cuadro. Este es el libramiento que pasaba después a limpio en los libros contables.

El segundo recibo fue firmado por el Greco el 1 de abril de 1586 y es un justificante de haber cobrado 13.600 maravedíes por el retablo del cuadro, una parte del cual se conserva todavía hoy. En concreto, se trata de la escena de la imposición de la casulla a San Ildefonso por parte de la Virgen.

«Este pago está haciendo alusión a la faceta del Greco no solo como pintor sino también como escultor, como trazador del retablo», expone Castañeda.

El concepto de pago, según aparece escrito en el recibo, es por «el ornato de madera que ha de hacer para el cuadro de pintura que tiene hecho para el vestuario del Sagrario (lugar para donde había pintado el cuadro) de la historia del expolio de nuestro Señor».

El técnico del Archivo de la Catedral de Toledo señala que estos dos documentos han aparecido en el complejo proceso de catalogación que realizan desde hace dos años y detalla que forman parte de los libramientos de Dorar y Pintar.

Otro de los documentos que se guardó en la Catedral de Toledo, pero que no ha llegado hasta nuestros días, recoge el pleito surgido por el desacuerdo entre el Greco y el Cabildo catedralicio en relación a la tasación de «El Expolio».