Pérez-Reverte propuso que la RAE hiciera un informe anual del estado de la lengua

Aún no ha sido aprobada la idea, que permitiría a la Real Academia Española ejercer su autoridad en los asuntos y debates lingüísticos

Actualizado:

Entre las propuestas de resistencia a toda injerencia política y que podrían ayudar a la imagen de la Academia Española está la de Arturo Pérez-Reverte. El académico ha elevado repetidamente a la consideración de la dirección de la RAE su petición de que la Docta casa celebre anualmente una sesión pública que dé lugar a un análisis de los asuntos públicos de la lengua española.

«Sería así como un informe anual del estado de la lengua y podría ser un repaso, como el que se hace en los debates del estado de la Nación pero centrado en lo lingüístico», dijo el académico. En ese informe, la RAE podría marcar su criterio y ejercer su autoridad ante los desmanes, injerencias y fallos de las administraciones, así como recomendar usos a los hablantes.

En los últimos años, la Academia se ha visto interpelada para intervenir en debates que tienen más que ver con lo social que con lo lingüístico, pero que han terminado por erosionar su imagen. Abstenerse de intervenir ya no es una opción, según valoran los profesionales de la comunicación, porque las polémicas persiguen a los académicos, acosados desde las redes por no ceder ante peticiones que vienen desde colegiales de la ESO, grupos étnicos, asociaciones que buscan una mayor presencia y activistas que encuentran en la RAE y en su silencio un trampolín para su relevancia y la de sus causas.

Por eso, una sesión pública, según la idea de Pérez-Reverte, sería una oportunidad de acercar la RAE a los ciudadanos en un marco institucional. Serviría también para marcar criterios de una manera clara, así como para ejercer la autoridad lingüística que tiene encomendada en conjunto con la Asociación de Academias de la Lengua. Es de suponer que en un informe como ese quedarían reflejadas muchas de esas polémicas, pero gestionadas de la manera más racional y proactiva.